Compartir

Aunque Lewis Hamilton consiguió una ventaja de 59 puntos en la clasificación de pilotos de F1 tras la retirada de Sebastian Vettel en Japón, Mercedes insiste en que no hay motivos para relajarse.

Wolff cree que Mercedes necesita unirse y utilizar las últimas carreras de la temporada para llegar al fondo de por qué el ritmo de su coche fluctúa tanto. “Todavía tenemos una ‘diva’ que necesita ser entendida”, dijo Wolff.

“No diría que somos totalmente dominantes ante Red Bull o Ferrari. Nos hemos beneficiado de la desgracia y los problemas de fiabilidad de Ferrari en las últimas tres carreras, pero eso no significa que nos aplaudamos. Al contrario, creo que tenemos que seguir trabajando”.

Wolff admite que mantener un buen margen de puntos sobre Ferrari con sólo cuatro carreras es un gran impulso, pero dice que la forma en que el desafío del campeonato de Ferrari se ha derrumbado significa que Mercedes debe ser consciente de no sufrir el mismo destino.