Compartir

En 2017, cuatro equipos reciben bonos de los titulares de derechos comerciales. McLaren recibe alrededor de $30 millones, comparado con $35 millones para Ferrari y $39 millones para Red Bull y Mercedes. McLaren estaría abierto reducir su bono del campeonato de constructores para generar una redistribución de los ingresos de la F1.

“Creemos que es importante tener un tope presupuestario. La mayoría de los otros deportes lo tienen. Y sentimos que si el deporte es más saludable en última instancia, eso nos beneficiará a todos”, dijo el director ejecutivo del equipo, Zak Brown.

Brown también comentó que Ferrari y Mercedes seguramente buscarán mantener sus niveles, porque les da una ventaja competitiva, pero es un poco como tener dos jugadores adicionales en el campo en un partido de fútbol.

“Tenemos que entrar en un escenario en el que estamos compitiendo al mismo nivel”. Brown sugirió que un límite presupuestario de alguna forma era inevitable, pero la cifra necesita una consideración cuidadosa.