El director de carrera de McLaren, Eric Boullier, dice que el equipo de Fórmula Uno no puede darse el lujo de alentar el desarrollo de su chasis, aunque su motor carezca de potencia para competir adecuadamente.

Honda trabaja para producir una unidad de potencia mejorada, después de su comienzo decepcionante a la temporada, mientras McLaren implementa un programa de desarrollo agresivo, que incluyó probar varios alerones traseros diferentes durante la prueba de Bahrein la semana pasada.

Aunque McLaren tiene pocas esperanzas de superar su déficit de potencia, Boullier dice que lo peor que pueden hacer es sentarse y esperar a que Honda mejore.

Boullier dijo que el desarrollo era importante “en primer lugar porque correr está en nuestro ADN, pero en segundo lugar porque si nos damos por vencidos, todo se derrumba. Somos responsables del rendimiento del chasis, así que tenemos que asegurarnos de que tenemos un buen chasis y que lo desarrollemos”.