FOTO: Repsol Honda Team/Red Bull Content Pool

Marc Márquez realizó esta semana su primera prueba en pista desde la ronda de pruebas que el MotoGP organizó en Jerez, en noviembre, y desde la operación de hombro izquierdo a la que se sometió en diciembre.

El español practicó el martes pasado en una pista de Alcarràs, en Cervera, como parte del plan de preparación que ideó junto con su equipo de trabajo para mantener la forma y rendimiento físico ideales para afrontar la pretemporada del Mundial.

Sin embargo, el proceso que comenzó en diciembre, cuando ingresó al quirófano, ha sido más difícil de lo esperado, reafirmando las declaraciones que ofreció en la presentación de su equipo, en las que anticipó no estar al 100 por ciento para el arranque de las pruebas de pretemporada, que se celebrarán en Malasia la semana próxima.

“¡Necesitaba esto! ¡Toqué mi codo con el piso!”, bromeó en una declaración. “Hemos hecho algunas vueltas que me han ayudado a ver dónde están las cosas. La fuerza larga al frenar – especialmente las curvas a la izquierda donde tengo que apoyar mi hombro izquierdo – fue problemática. Ahí es donde tengo que continuar trabajando”.

FOTO: Repsol Honda Team/Red Bull Content Pool

Márquez se dislocó el hombro en varias ocasiones durante 2018; incluso, durante su celebración en Motegi, Japón, y en los entrenamientos del GP de Valencia, el problema se agravó, por lo que ingresó a cirugía en el Hospital Universitari Dexeus en Barcelona, en diciembre. De ahí la importancia de este entrenamiento, del cual concluye que deberá ser paciente.

“Los pilotos en general necesitan tener una consciencia tranquila y, durante el viaje a Malasia, el cual es de alrededor de 14 horas, sabré que al menos he montado una motocicleta de nuevo”, indicó.

“Hemos hecho algunas vueltas que me han ayudado a ver dónde duele un poco más, y de esa manera puedo trabajar con el fisioterapeuta en esta semana que hemos dejado antes de la prueba”.

Márquez será el único piloto oficial de Honda en Sepang, ya que Jorge Lorenzo no asistirá por la cirugía a la que se sometió tras una caída que le rompió una escafoides. Stefan Bradl será reemplazante del proveniente de Ducati.