Compartir

Lucas di Grassi obtuvo una extraordinaria primera victoria en la temporada después de enfrentar una accidentada carrera en la Ciudad de México.

Corría la tercera vuelta cuando el piloto de Abt Audi Sport se vio obligado a ingresar a la zona de los fosos para reparar su alerón trasero, el cual se rompió por un contacto de carrera, a pesar de eso, di Grassi sacó la casta y aprovechando una estrategia bajo bandera amarilla se llevó el triunfo por delante de Jean-Eric Vergne y Sam Bird.

Di Grassi también protagonizó una intensa batalla con d’Ambrosio, quien a su vez trató de quitar del camino a Vergne, hasta que un error de frenado permitió a este último rebasarlo a tres vueltas del final.

Por su parte, Vergne se quedó sin tiempo para atrapar a di Grassi, quien llevó la batería de su monoplaza al límite para reclamar una victoria poco probable pero merecida, mientras que Bird completó el podio.