FOTO: Red Bull Content Pool

Jorge Lorenzo evitó una penalización por causar el choque que sacó a otros tres pilotos del Gran Premio catalán.

El integrante de Honda Racing perdió el control de su motocicleta cuando intentó superar a Maverick Vinales por el tercer lugar enla parte interior de la Curva 10, apenas en el segundo giro de competencia. Después de golpear el suelo, su máquina tiró a Vinales en la zona de frenado, así como a la Ducati de Andrea Dovizioso y a Valentino Rossi. Los cuatro abandonaron.

Marc Márquez, dominó la carrera, afirmando que su coequipero no merecía una penalización y que no estaba “fuera de control”. Otro piloto de Honda, Cal Crutchlow, respaldó estos comentarios, aunque tanto Vinales como Dovizioso creían que el error de Lorenzo justificaba una sanción, con el de Yamaha sugiriendo que arrancara en la parte final de la parrilla en la próxima carrera.

Después de revisar las imágenes, los comisarios de FIM, encabezados por Freddie Spencer, doble campeón de 500 cc, decidieron no tomar medidas contra Lorenzo, quien se disculpó con Dovizioso después de la carrera.

Teniendo ahora un déficit de 37 puntos ante Márquez, Dovizioso se mantiene con ánimos altos para seguir en la lucha por la corona.

“Somos fuertes, estamos trabajando muy duro. Todavía hay muchos puntos (en juego)”, comentó. “Es malo porque Marc tiene una gran separación ahora, y sabemos que Marc es normalmente competitivo en todas las condiciones. Así que no es fácil ganar muchos puntos para Marc, pero no es imposible”.