FOTO: Honda Racing Corporation

Jorge Lorenzo sigue sin encontrar un respiro en el MotoGP. Su presentación con Honda no fue la esperada, en parte debido a una lesión que sufrió durante el fin de semana.

El español sufrió dos caídas durante el sábado, siendo la primera la más significativa, ya que requirió de ir al Centro Médico del circuito de Losail. Aunque le autorizaron correr, molestias recurrentes en su espalda y hombro lo limitaron a correr sin hacer mucho esfuerzo, por lo que finalizó en 13º posición.

Este martes, tras revisiones adicionales, se le diagnosticó una fisura en la primera costilla del lado derecho; aunque tomará entre tres semanas y un mes recuperarse, afirmó por sus redes sociales que estará listo para “luchar en Argentina”, sede de la ronda siguiente del Mundial.

“Quedé muy limitado por el accidente ayer, fue un impacto muy grande en todos lados y especialmente en mi hombro”, comentó. “Desde entonces, siempre fui más lento que al inicio del fin de semana”.

“Tuve problemas en las vueltas de apertura y perdí de tres a cuatro segundos ahí. Sin duda, tenemos mucho más potencial y si no somos desafortunados, podemos ser más fuertes”.

Lorenzo se ha sometido a tres operaciones desde el mes de octubre, por derrapes ocurridos en Aragón y Tailandia; en Burinam y en la pretemporada se lesionó su muñeca izquierda. En esta ocasión, no requerirá operación.