Compartir
FOTO: Marcelo Maragni/Red Bull Content Pool

Sébastien Loeb también será otra de las estrellas en confirmar su participación en el Rally Dakar 2019, en calidad de piloto privado.

El francés, quien viene de ganar los caminos de Cataluña del WRC, ha participado en el evento de rally raid en tres ocasiones, con el segundo lugar de 2017 como mejor resultado cuando representaba al conjunto oficial de Peugeot.

En esta ocasión, y con su inseparable copiloto Daniel Elena, manejará el modelo 3008DKR de la marca francesa preparado por el equipo francés PH Sport, con la aspiración de ser la primera organización independiente en ganar el evento desde 2000, cuando Jean-Louis Schlesser venció con un Renault Elf.

“A lo largo de mi carrera, siempre he sido considerado como favorito. Aunque obviamente estoy motivado para ganar, divertirme también es importante, por lo que participar en el Dakar 2019 con Daniel, como privados externos, es un desafío fantástico”, aseguró. “Estoy listo para intentarlo: un poco como mis tres apariciones en WRC este año, donde el éxito estaba lejos de estar garantizado”.

Loeb, de 44 años de edad, probará el auto de PH en diciembre antes de que arranque la edición 41 del Dakar, que se llevará a cabo del 6 al 17 de enero en Perú y en el que se completarán alrededor de 5000 kilómetros en 10 etapas.

Aunque afirma que las dunas son de su agrado, la clave será volver a tomar ritmo para enfrentar situaciones como la navegación en terrenos en los que haya riesgo de perder tiempo o quedar atascados.

“Solo tomé la decisión de volver al Dakar en el último minuto, pero todavía tengo hambre de la victoria”, afirmó. “Probablemente nos falte algo de preparación en comparación con los demás: asimismo, tampoco olvidé todo lo que aprendí en los últimos tres años. Es una aventura que espero experimentar de nuevo”.

Loeb se une a Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Cyril Despres, representantes de MINI y X-Raid, como los protagonistas que pese a la salida de Peugeot no se perderán el evento.