Compartir
FOTO: Chip Ganassi Racing

Se llevó a cabo el día de pruebas de las “24 Horas de Le Mans”, en el que Fernando Alonso y Toyota lograron el mejor tiempo absoluto.

En su primer acercamiento al Circuito de La Sarthe, el español cronometró un tiempo de 3:19.066 m., estableciendo diferencia de seis décimas sobre el Rebellion Racing No. 3, conducido por Mathias Beche. El segundo prototipo TS050 de la constructora japonesa, con Kamui Kobayashi al volante, fue tercero.

“He estado en el simulador y estudiado vueltas a bordo de años previos, pero siempre es diferente en la pista real, lo cual se siente perfecto para estos autos”, declaró Alonso. “Fue un día interesante y muy divertido”.

El también integrante de McLaren fue uno de los varios ex pilotos de Fórmula 1 en manejar por primera vez en el icónico trazado francés, como fueron los casos de Jenson Button, quien fue quinto en los tiempos de la clase LMP1 con SMP Racing, y Juan Pablo Montoya, quien finalizó en 14º entre los LMP2.

Para el británico, la experiencia de pilotar en un circuito tan único fue totalmente distinta.

Button (FOTO: JEP ELMS/WEC)
Button (FOTO: JEP ELMS/WEC)

“Quedé razonablemente feliz, pero en la mañana lo encontré de otro mundo – manejar aquí en un auto en un auto que no conozco”, expresó.

“Lo encontré desconcertante, pero hicimos algunos cambios buenos en el almuerzo, y estuve más feliz con el auto en la tarde”.

La categoría LMP2 vio a dos de los tres representantes mexicanos en la parrilla en las primeras dos posiciones. El Oreca No. 31 de DragonSpeed, del cual forma parte Roberto González, cronometró 3:27.228 m., cortesía de Nathanaël Berthon, en tanto que el No. 48 de IDEC Sport, en el que milita Memo Rojas, fue su escolta, con desventaja de 24 milésimas.

El ex campeón de Daytona destacó la importancia de encontrar el balance lo antes posible, por lo que salió contento de esta prueba.

VER: Tiempos por clase

“Esto nos da buen momentum y motivación para los pilotos, para mecánicos e ingenieros, de que tenemos un buen balance y de que estamos caminando en la dirección correcta. Vamos a seguir trabajando duro porque tenemos el compromiso más importante del año en los próximos días”, indicó.

El tercer mexicano, José Gutiérrez, concluyó en noveno sitio con el Ligier JSP217 de G-Drive Racing.

El único accidente de la jornada fue protagonizado por el Aston Martin Vantage GTE de Marco Sorensen, perteneciente a la división GTE Pro, quien tras colisionar con el Dallara LMP2 de SMP Racing de Harrison Newey entre las curvas Mulsanne e Indianápolis, se estrelló en la barrera.

Aunque el danés salió ileso, los directivos de la constructora británica confirmaron que armarán un Vantage de repuesto, ante los daños que el vehículo tuvo en el accidente.

FOTO: Porsche

Entre los deportivos estelares, fue Porsche la marca que lideró los tiempos gracias a Patrick Pilet, quien hizo 3:52.551 m. con el 911 RSR No. 93, en los últimos minutos de la tanda vespertina. Su modelo hermano, con el No. 91, fue segundo, a 96 milésimas, seguido de los cuatro Ford GT’s de Chip Ganassi Racing y del 911 No. 91, que participa de tiempo completo en el WEC.

BMW, en su regreso a Le Mans, fue una de las constructoras con más kilómetros acumulados (1200), teniendo al M8 GTE No. 81 en octavo sitio.

“MISSION8 finalmente llegó a Le Mans, después de 18 meses de trabajo duro y preparación, y no decepcionó”, dijo Martin Tomczyk, uno de sus pilotos oficiales.

FOTO: BMW Motorsport

En la clase GTE Am, Porsche también se colocó en la cima del clasificador, con el 911 RSR de Dempsey-Proton Racing marcando 3:55.970 m.