Compartir

El líder del rally Dakar Carlos Sainz está enfrentando una investigación después de que un piloto de cuatrimoto lo acusara de chocarle el sábado. El piloto holandés Kees Koolen dijo que Sainz, de Pugeot, le había chocado durante la primera mitad de la etapa del maratón que va desde La Paz a Uyuni. Las reglas de Dakar dicen que cada piloto que vea un incidente debe pararse y ayudar al competidor afectado y alertar a los organizadores que sucedió un accidente.

Koolen dijo que Sainz no se detuvo para ayudarlo después del incidente, que está siendo investigado por los oficiales. El piloto de Peugeot negó cualquier acto con malicia y dijo que estaba seguro que no había tenido contacto con Koolen. “Hay veces en las que tengo algunas dudas, pero estoy seguro que no golpeé a nadie”, dijo Sainz.

“Era un área con mucho lodo, lo previne con el guardia y vi que él me vio y se salió de la ruta. Aceleré, y cuando lo hice, vi que perdió el control porque había mucho lodo. Luego regresó a la ruta y yo lo evité milagrosamente. Estuvimos muy cerca pero no nos tocamos”, dijo Sainz.

El dos veces campeón dijo que no está esperando ninguna sanción. “Yo di mi versión y él dio la suya. Ni mi auto ni el suyo tienen impacto alguno y si nos hubiéramos pegado, se habría destruido su cuatrimoto. Gracias al cielo nada pasó, pero el que perdió el control fue él”. El informe de la decisión de los oficiales se conocerá el lunes, antes del final del rally, que es el martes.