Compartir

El título 2017 se ha definido para Lewis Hamilton, tras una batalla fragorosa que no se cargó de su lado hasta después del receso de verano. En Brasil vimos, por primera vez en la historia, dos tetracampeones competir en la pista, pero desde antes
nuestro editor EN JEFE estuvo platicando con Lewis respecto al título y sus secuelas. Veamos lo que charlaron…

FASTmag: ¿Lewis crees que haber perdido el título con Nico [Rosberg] el año pasado te hizo un piloto más maduro? Lo cual se refleja en tus decisiones en la pista, pues te veo distinto este año.
Lewis Hamilton: Ganar carreras en un campeonato es algo muy bueno, pero creo que es lo mismo para todos nosotros. La adversidad te hacer crecer y te forja carácter, y sí, aprendí mucho de la experiencia del año pasado. Viendo que ya era más grande, di un paso atrás y tuve una mejor visión a partir de eso. La comunicación ha mejorado con mi equipo, cambié mi entrenamiento. Ha sido un año difícil en el sentido de tomar esos nuevos desafíos, tener una dieta distinta y cómo usar mi tiempo. Tengo mucho menos tiempo libre y trabajo mucho más. Debo balancear todo lo que gira alrededor de mi vida. Es un desafío, pero lo más importante de mi vida, mi corazón está en ganar carreras. Si eres el mejor mentalmente y físicamente puedes ganar un Gran Premio. Ha sido divertido, y creo que como piloto, cometer errores es lo más doloroso. En general para los deportistas, cuando practicas y practicas, y luego cometes estos pequeños y tontos errores, normalmente te cuestan mucho. Entonces es algo de lo que estoy muy orgulloso, porque no he tenido muchos errores este año. Pero tengo a este gran equipo, que su fortaleza viene desde hace cinco años, y éste ha sido el año más fuerte definitivamente; y el más desafiante, porque finalmente tenemos a otro equipo de punta, que tiene una historia increíble. Entonces cuando voy a la fábrica y hablo con la gente, los ingenieros, diseñadores, mecánicos, es un ambiente completamente distinto que los últimos dos o tres años, que estábamos peleando entre nosotros. Ahora es como ‘ok, ¿qué necesitas?’ y les digo, ‘muchachos necesito que vayan más lejos, que logremos una distancia extra’ en los fines de semana de carrera, y ellos van más allá. Pero en el pasado si les pedía lo mismo para superar a Nico… (niega con la cabeza) bueno, eso era conflictivo. Creo que este año ha sido genial y espero que lo hayan disfrutado ustedes también.

FM: ¿Cómo defines el éxito?
LH: Definición de éxito, rayos, no estaba preparado para esa pregunta. Me lo han preguntado varias veces, pero creo que nunca he tenido una respuesta buena. Pienso que es el trabajo de equipo, obviamente determinación, se trata de crecer. El camino es lo más importante para mí. La gente habla más del destino que del camino, pero yo creo que se trata de los obstáculos que te encuentras y cómo los puedes superar, y no es de cómo te caes sino cómo te levantas. Yo asocio todo esto con el éxito y estoy muy agradecido de la ayuda que me dio mi familia para llegar a donde estoy. Mi familia personal, pero también Mercedes, quien ayudó a crear esta gran oportunidad de mi vida y ayudó a explotar mis habilidades, y dejándome brillar como lo he hecho con el auto.

FM: ¿A qué atribuyes tu éxito? El talento es obvio, tienes buenas manos, gran equipo, gran auto, grandes socios. ¿Es la combinación o cuál es el eslabón más débil, y cuál es el más fuerte en esta cadena?
LH: Creo que somos el equipo con los aspectos más fuertes, pero es una cadena muy larga hecha de muchas partes. Por ejemplo, hoy estoy aquí con Petronas, quienes son muy buenos con el motor, el motor es el corazón del auto y es genial porque puedes explicar el corazón del auto como que hay sangre corriendo a través de él, y eso es lo que Petronas da. Entre más sano podemos mantener el corazón del auto, llevamos más lejos la confiabilidad, que es una parte crucial hoy en día, es el 90% del auto. Ha sido muy bueno trabajar con Petronas, verlos crecer en los cinco años que he estado con ellos para empujarlos, ser parte de su éxito, y del equipo. Pero hay tanta gente en el equipo, más de mil personas para dos autos, y hay tantas compañías involucradas, tantos socios que nos ayudan a crear este auto increíble y pues a mí me toca la parte divertida (ríe).
Pero eso hay que explotarlo y usarlo, llevarlo al límite que, tal vez, es lo que puedo hacer. Por cierto no sé si alguien ha ganado el título en México antes.

FM: Sí, tres veces: John Surtees en 1964 batiendo a Graham Hill y Jim Clark, Denny Hulme en 1967 ganándole a su jefe Jack Brabham, y Graham Hill con Lotus en 1968 venciendo a Jackie Stewart y al propio Hulme.
LH: ¡Guau, te sabes la historia mejor que yo!… pero ha pasado ya mucho tiempo, ¡es tiempo del campeón nuevo!

FM: Tras conseguir tu cuarto título, eres un piloto mucho más maduro, pero hay muchos rumores, más por los medios que tal vez también estás cerca de tu retiro. ¿Es cierto esto, o irás tras los récords de Schumacher?
LH: No estoy yendo tras los récords de Schumacher. Nunca he sido una persona que vaya buscando récords y no son una prioridad para mí. Obviamente siempre quiero ser lo mejor que pueda, siempre quiero ganar mientras estoy compitiendo, y también estoy seguro que probablemente tú en tu trabajo también tienes preguntas sobre qué otras cosas te interesan o sobre lo que quieres hacer después. Pero cuando me siento y analizo, ser un ‘piloto de F1’ y un deportista en tu punto máximo es un período muy corto. Y hay tanta vida afuera, hay mucho más que ese corto período de tiempo en el que eres un piloto de carreras. Entonces esto es algo que siempre considero, quiero irme en el punto máximo. No planeo detenerme en ningún momento cercano porque lo estoy disfrutando. Y tampoco estoy calentando el asiento, no estoy bloqueando a alguien más joven de llegar, quien tal vez sea grandioso. Soy uno de los mejores pilotos del mundo actual, y sigo siendo muy competente física y mentalmente, y manejando al máximo. Entonces si sigo haciendo esto, mientras lo disfrute, continuaré aquí.

FM: ¿Hay una vida después de F1? ¿Le Mans o Indy, acaso la triple corona?
LH: Pienso en eso todo el tiempo. Pero no, no tengo el sueño de competir en otro tipo de carreras…FM: ¿Algo retador, quizás estarías interesado en MotoGP?
LH: No, no (sonrisa amplia), me encantan las motos, pero ya es muy tarde y estoy demasiado viejo para hacer MotoGP. No es algo que simplemente puedas llegar y hacerlo, pero hay grandes oportunidades más allá de mi carrera como piloto, y no es en el espacio de las carreras en lo que estoy enfocado, son otras áreas en las que estoy trabajando. Hay cosas que he planeado durante años que empiezan a acomodarse.

FM: ¿Comentarista?
LH: Normalmente, los pilotos hacen eso… Lo más fácil para mí sería regresar y ser comentarista, tomar parte en este increíble deporte, que muchos otros pilotos que se han retirado hacen un gran trabajo, porque puedes comentar cosas y sabes explicar cosas de cómo es ver la carrera desde el auto. Ellos hacen su trabajo, pero no es donde mi corazón está, no es lo que quiero hacer… pero lo voy a extrañar como loco, entonces probablemente terminaré haciendo algo de esto. Sólo el tiempo lo dirá.

FM: Pasemos a la historia: Si pudieras correr contra cualquier piloto de la historia, ¿contra quién lo harías?
LW: Fangio es el ideal, para mí es el piloto de carreras más icónico. Creo que no es probablemente sólo por su éxito, sino por el tiempo en el que competía, era el más difícil en la historia del automovilismo. Todo lo que era capaz de hacer. Era simplemente increíble. Le tengo una gran admiración por eso. Ayrton Senna, Jim Clark, James Hunt, contra ellos me encantaría competir, por su individualismo y su forma de ser. Siempre quieres competir contra los mejores pilotos de cada época para probar lo que puedes hacer. Entonces sería muy padre si estuviéramos todos en la misma época, ¿sabes?, porque los desafíos en esas épocas son completamente distintos a los desafíos de ahora, y no es que sea más difícil o más fácil, sólo es diferente. Pero también como pilotos tenemos que manejar lo que sea que nos dan, es lo que hacemos. Entonces si traes a Fangio, tendría que esforzarse un poco más físicamente, pero su mente hubiera estado más tranquila, porque ahora es mucho menos peligroso, etc.

FM: ¿Cuál sería tu auto ideal de todas las épocas?
LH: Me encanta manejar el Mercedes actual, pero extraño el motor retro, la palanca de velocidades. Esos son los días que más me gustan. Cuando veo los autos más viejos, las llantas más anchas, sé que era mucho auto. Digo, yo manejé el MP4-4, fue uno de mis autos favoritos, creo que la época de los 80 es mi favorita. Y también era muy peligrosa, lo que lo hace más emocionante, en ciertos aspectos. Cuando manejé ese MP4-4, Dios… Primero estabas mucho más expuesto, pero tener que cambiar las velocidades, quitar tu mano del volante y sostenerlo con una mano, eso es algo que extraño, que tuve en F3 y Fórmula Renault. Realmente quisiera que tuviéramos eso aquí, imagina la batalla con Fernando teniendo que quitar una mano del volante, ¡eso hubiera sido asombroso! Mi Mercedes actual es avanzado y técnico, y en ningún momento es más fácil. Ahora es más difícil porque tienes todos estos controles que tienes que usar y entender. Pero espero que la F1 crezca de aquí y espero estar en ese período de tiempo en el que ojalá se convierta en una serie mejor de lo que ya es.

FM: Tú no nombras tus autos como hace Sebastian Vettel.
LH: La razón por la que no nombro a mi auto es porque no es el mismo para todo el año. Tenemos, cuatro, cinco o seis chasises, así que se mantienen cambiando y tendría que tener cuatro o cinco o seis nombres y eso sería un dolor de cabeza. Así que no nombro a mi auto, pero obviamente, tienes que tener una conexión cercana con el auto que manejas, el que te mantiene a salvo.

FM: ¿Puedes comparar tus cuatro monturas con las que ganaste el título, el McLaren MP4-23, los Mercedes W05, W06 y W08 y decirnos cuál sería tu favorito?
LH: Cada uno es diferente. Obviamente cuando llegué a la F1 en 2006, no recuerdo cual era el chasis, el MP4-22 o algo así.

FM: El MP4-23 era el de campeonato de 2008…
LH: Bueno, ese era un auto diferente, y en ese tiempo pensé que era el más demandante en el aspecto físico, pero luego, obviamente, tu cuerpo se acostumbra. Entonces teníamos alerones más grandes y luego nos fuimos a la era de menos carga aerodinámica y el agarre era muy malo. Luego en 2014, 2015, el auto todavía era bueno, pero hoy en día, definitivamente pienso que es el mejor auto en general, en cuestión de tamaño, de la dimensión de las llantas, se ve mucho como los de los tiempos antiguos.
Cuando ves los autos legendarios correr hoy en día, lo más bonito es escuchar el sonido, y ver las llantas enormes que tenían, yo amo eso y es lo más cercano a lo que es mi sueño que sea un Fórmula Uno. Pienso que para mí, éste [Mercedes W08 Híbrido] es el mejor auto que he manejado definitivamente, pero he tenido el privilegio de manejar autos distintos. Manejé el auto de Ayrton [Senna] de 1989 que es lo mejor porque tenían palanca de cambios.

FM: Ya que lo mencionas, ¿cómo puedes compararte con tu ídolo Ayrton?
LH: Realmente nunca me comparo con Ayrton. Pienso que es muy difícil compararse con pilotos de eras previas. Los autos siempre son diferentes. Me siento muy orgulloso de estar entre esos pilotos legendarios y estamos en una era en que la seguridad está tan adelantada, pero la tecnología también está hasta arriba. El reto que Ayrton hubiera enfrentado en su tiempo es muy diferente hoy en día, mentalmente, quizás no tanto físicamente, pero más mental con todos la electrónica que tienes que controlar.
Realmente pienso que estos grandes pilotos, Ayrton hubiera continuado ganando si hubiera tenido la fortuna de vivir más. Esa vida suya tan brillante se cortó antes de tiempo. Siempre lo he dicho desde que logré mi primer campeonato, como que me gusta la idea de que cargo una estafeta y ver qué tan lejos podemos llevarla. Él me inspiró cuando era niño, yo llegaba a casa después del fin de semana y él era al que yo estaba buscando. Y cuando se fue, yo siempre regresaba y miraba sus videos, como si hubiese sido que ayer corrió.

FM: ¿Tienes algún mensaje para los mexicanos?
LH: Amo México. Y espero que tener un GP en México haya traído un poco de luz, por todas las tragedias que han sucedido últimamente.

FM: Sé que disfrutas estar aquí, en la pretemporada viniste a Los Cabos y disfrutas la comida, ¿cómo salió esto?
LH: Cada año tratas de hacer algo distinto, y en el camino para acá paré en Cabo, algo que nunca había hecho, pero había escuchado mucho acerca de ahí y me enamoré del lugar. Normalmente en el invierno estoy en el frío, a menos 20 ó 30 grados entrenando y es bueno alejarse de eso. Al inicio de este año, mi cumpleaños es el siete de enero, el de mi mejor amigo el 11, y otro de mis mejores amigos es el cinco, entonces decidimos celebrar nuestros cumpleaños en México esa semana, y luego decidí quedarme para entrenar, porque el clima es fantástico, es muy bueno para sudar. Entonces traje a mi entrenador de box conmigo e hicimos muay thai, hice deportes acuáticos. Mi día estaba conformado por dos horas de muay thai en la mañana, regresaba para el almuerzo, luego corría una hora y media en la playa, que es el mejor lugar para eso. Correr mucho es muy importante, y luego surfeaba en la tarde. Era una combinación perfecta de trabajo duro y ocio durante mi día.
Realmente me encanta, espero pasar más tiempo ahí, pero encontré un punto… que es mucho mejor que Cabo, y necesito descubrirlo. Me gusta la cultura y como decía de la gente, tengo amigos cercanos de México de cuando vivía en Suiza, por ejemplo. Eran mis vecinos. La comida es grandiosa, digo, yo no cocino mucho, pero antes de que tuviera una dieta vegetariana, las fajitas de pollo eran mi alimento base. Puedo cocinarlo todos los días, eso es lo que puedo cocinar realmente bien. Entonces si tuviera una cita, y viniera una chica a mi casa, haría tacos o algo así, (risas) la comida mexicana siempre ha estado en mi familia en ese sentido.

FM: Entonces, ¿has considerado vivir aquí por un tiempo más largo después de que te retires?
LH: Lo he pensado, pero el lugar que me gustaría sería Cabo. Pero honestamente no lo he visto todo, entonces es difícil decidir. He escuchado que hay mejores playas, hay otros lugares muy, muy hermosos. Pero el punto es que siempre me estoy moviendo, tengo que estar de un lado al otro. Incluso cuando me retire, no quiero hacer lo mismo siempre. No me puedo quedar en el mismo lugar por mucho tiempo. Pero probablemente un día tendré un hogar aquí. México es un país muy grande, entonces dónde será es lo que debo decidir.

FM: Te esperaremos con los brazos abiertos.