Compartir

Niki Lauda le ha pedido a los jefes de la F1 que reconsideren las penalizaciones por contactos, y argumenta que se debería dejar que los pilotos resuelvan sus asuntos solos. Tras la decisión de la FIA en el GP austriaco de relajar su actitud hacia las colisiones, Lauda piensa que el órgano rector debería ir más allá: “Honestamente, es una broma. El público nos abandona porque ya no somos pilotos de carreras. Necesitamos volver a los viejos tiempos, como cuando (Nelson) Piquet le pegó al otro tipo (Eliseo Salazar) en Hockenheim (1982). Debes dejárselo a los pilotos. No interfieran con esto”.

Lauda aplaudió la no intervención de los comisarios en la batalla de Vettel con Alonso en Silverstone aunque criticó el tiempo que tomó reanudar la carrera: “Hay demasiada gente involucrada en volver la F1 tan segura como las calles, lo cual está mal. Debieron arreglar el riel pronto, hacer algo al instante y 10 o 15 minutos después la carrera debió seguir. No hay forma que otro carro pegara en el mismo sitio en ese riel. Las demoras que tenemos ahora, apapachando a los pilotos, eso de no cruzar las líneas blancas, eso de tener que estar separados por cuatro segundos, todo eso está mal y deberían quitarlo”. Y aseguró que lo ha hablado con Bernie Ecclestone y Charlie Whiting, quienes están de acuerdo con él.