Compartir

ORIGINALMENTE EL COLOR DE CARRERAS DE ALEMANIA ERA EL BLANCO, POR LO CUAL LOS AUTOS DE FABRICANTES ALEMANES ERAN PINTADOS DE ESE TONO EN LAS COMPETENCIAS INTERNACIONALES, ASÍ COMO LOS ITALIANOS ERAN ROJOS, LOS FRANCESES AZULES Y LOS INGLESES VERDES, POR MENCIONAR UNOS CUANTOS. PERO AHORA LOS AUTOS ALEMANES SON PLATEADOS (EXCEPTO LOS BMW) Y HAY UNA RAZÓN QUE NUESTRO EDITOR DE HISTORIA EXPLICA

Hace 80 años, en 1934, el campeonato europeo, equivalente al mundial de F1 actual, se empezó a correr bajo la nueva fórmula de 750 kilogramos, o sea, que todo se admitía, mientras el auto no pesara más de tres cuartos de tonelada sin combustible, aceite y llantas. Esta fórmula había sido acordada en 1932 para el período 1934-37 por la AIACR (Association Internationale des Automobile Clubs Reconnus), antecesora de la FIA, con la idea de que autos pequeños tendrían motores pequeños, pero no contaban con el desarrollo tecnológico germano.

Izq. Von Brauchitsch y Fagioli dialogan antes de la arrancada Der. Manfred von Brauchitsch
Izq. Von Brauchitsch y Fagioli dialogan antes de la arrancada
Der. Manfred Von Brauchitsch

Mercedes creó el W25, un monoplaza completamente nuevo y lo tuvo listo para su presentación de prensa en febrero en Monza. Era de motor delantero de 3.4 litros supercargado y de ocho cilindros en línea con suspensión independiente. El motor daba 320 caballos y en el transcurso del año pasaría a 354. El W25 fue probado en Monza y en la autopista de Milán a Vares y alcanzó velocidades de casi 300 kph.

Su primera carrera formal fue el Trofeo Internacional del Eifel, en el Nürburgring, que se programó para el 3 de junio en el trazado alemán de poco más de 22 kilómetros. Originalmente
el equipo germano tenía en plantilla a los pilotos Manfred von Brauchitsch, Rudolf Caracciola, Luigi Fagioli, Hanns Geier y Ernst Henne, comandados por Alfred Neubauer, uno de los grandes directores de equipo de la historia, el hombre que profesionalizó virtualmente solo al equipo de competencias con su organización y estrategia. Pero Mercedes enfrentaba a los Auto Union creados por el Dr. Ferdinand Porsche, autos de motor trasero, y a los Alfa Romeo italianos de motor delantero. Para la carrera del Eifel se decidió mandar al prusiano Von Brauchitsch y al italiano Fagioli como representantes de Mercedes y ambos se distinguieron en los entrenamientos con los mejores tiempos de la parrilla, el sajón delante del latino.

Sin embargo, a la hora de pesar los autos al final
 de los entrenamientos, el de Fagioli estaba en 752 kilos, mientras el de Von Brauchitsch estaba en 751, aunque no lo habían acabado de preparar para la carrera. Neubauer sabía que tenían que quitarle ese peso al auto, pero ya habían aligerado todo lo que se podía; todo lo no esencial se había taladrado sin debilitarlo y no encontraban la causa del sobrepeso. El auto del prusiano fue llevado a preparar para la carrera y después de lavarlo, engrasarlo y demás, fue drenado. Mientras tanto, el auto de Fagioli era pintado para lucir impecable, y pronto el de Von Brauchitsch recibió el mismo tratamiento. En eso estaban cuando Neubauer se dio cuenta que la apariencia era lo que le aumentaba peso al auto y ordenó que se despintaran y se dejaran en el color natural del metal, o sea plateado. Los mecánicos se la pasaron toda la noche lijando y despintando ambos W25. En la mañana cuando los lavaron
 y pesaron nuevamente, ambos estaban en 750 kilogramos, el límite del reglamento.

1. La arrancada de la carrera internacional de Eifel en 1934 2. Luigi Fagioli 3. Manfred von Brauchitsch en la parrilla de salida, atrás de él varios autos blancos
1. La arrancada de la carrera internacional de Eifel en 1934
2. Luigi Fagioli
3. Manfred von Brauchitsch en la parrilla de salida, atrás de él varios autos blancos

Ante 200,000 espectadores que colmaban 
la campiña alrededor de la pista, la arrancada, pactada para la 1:00 PM se retrasó un par de horas por mal tiempo y minutos antes de la 3:00 PM, los 44 autos estaban en la parrilla para iniciar la justa
a 15 giros. Von Brauchitsch usaba el #20, Fagioli estaba en el #22. Y ambos se fueron al frente al caer la bandera verde que indicaba la salida. Así 
se mantuvieron durante 14 giros, hasta que Luigi abandonó, uno antes del final, y la persecución del líder la encabezó el Hans Stuck en un Auto Union y el galo Louis Chiron, sobre un Alfa Romeo y así cruzaron la meta para ocupar el podio.

Los Mercedes no volvieron a ser pintados 
de blanco y compitieron en adelante con su
 color plateado de la suerte, siendo apodados ‘Silberpfeil” o ‘Flecha plateada’ y pronto casi todos los otro autos alemanes eran de ese mismo tono, que se volvió en el color no-oficial internacional de Alemania en el deporte motor.

057_Image_0001