FOTO: Mark Thompson/Red Bull Content Pool

Tanto la administración de neumáticos como la protección de su unidad de potencia ayudaron a Max Verstappen a dar la sorpresa en el Gran Premio de Austria.

En un fin de semana en el que Mercedes era el equipo a vencer, el holandés tomó ventaja del abandono de Valtteri Bottas y el error en la estrategia de Lewis Hamilton (quien eventualmente también quedó fuera de acción) para quedarse con el primer lugar y contener el intento de ataque de los pilotos de Ferrari, mientras administraba el compuesto suave de llantas, con el que completó 56 vueltas.

Christian Horner, director del equipo, admitió que la carga que recibían los neumáticos en las últimas dos curvas del Red Bull Ring provocaron la aparición inesperada de las abolladuras en los neumáticos, pero le sorprendió la inteligencia con la que Verstappen cuidó la condición de los mismos, algo que no pasó con Daniel Ricciardo, quien requirió dos ingresos a fosos por el desgaste masivo de su juego de llantas suaves.

“Él estaba manteniendo la trasera izquierda más fría que la trasera derecha, y la trasera izquierda aquí es la que recibe toda la carga”, describió a Sky Sports.

“Él constantemente estaba preguntando por la información y por administrar esas llantas, por eso es que no produjo ampollas. Un manejo muy, muy maduro de él”.

https://twitter.com/Max33Verstappen/status/1013464131532394496

El abandono de Ricciardo, junto con el de Nico Hulkenberg, relacionados con problemas en sus unidades de potencia Renault, también influyeron en el manejo de Verstappen, ya que las mismas altas temperaturas tomaron por sorpresa a la escudería y a la motorista; por ello, a manera de precaución, recibió la orden de limitar la potencia de su motor durante una parte del recorrido y hasta las últimas cinco vueltas, cuando Raikkönen recortó su diferencia, a fin de evitar que el finlandés entrara en la ventana de DRS.

El rebase que el joven de 20 años hizo sobre el mismo Raikkönen en el arranque también fue reconocido por Horner, después de la serie de críticas que recibió en los primeros Grandes Premios del campeonato.

“Obviamente Max ha tenido un duro primer tercio del año y el crédito es todo suyo, él mantuvo su cabeza, en las últimas tres carreras él ha sido tercero, segundo y primero con tres manejos muy impresionantes”.