Compartir
FOTO: Sauber F1 Team

Las pruebas de invierno de la F1 volverá a realizarse en el circuito español de Montmeló en 2019.

Pese a que en su momento se intentó trasladar la pretemporada a Bahrein, con el fin de evitar problemas con el clima europeo, los equipos optaron por mantener la sede en Barcelona en la modalidad de dos etapas de cuatro días, siendo la primera del 18 al 21 de febrero y la segunda, del 26 de febrero al 1 de marzo.

Jerez de la Frontera también era candidato a recibir a los autos del Gran Circo, pero al final se decidió que Montmeló, donde también se lleva a cabo el GP de España, continuara como paraje de la pretemporada, papel que ocupa desde 2015 y de carácter exclusivo desde 2016.

Este anuncio lo hizo el mismo circuito durante el jueves, a través de sus cuentas oficiales de Twitter, destacando la derrama económica e interés de la prensa local e internacional por cubrir este evento, que a su vez otorga una oportunidad a las escuderías de presentar sus nuevos monoplazas.

Los tests terminarán dos semanas antes del inicio del Mundial, agendado para el 17 de marzo en Australia.