FOTO: Carlos Ahmed Jalife Ruz

Pirelli llevará una variedad de neumáticos más dura al Gran Premio de México, en comparación con la edición de 2018.

Este jueves, la proveedora italiana anunció que llevará las especificaciones C2, C3 y C4 a la carrera del próximo 27 de octubre en el Autódromo Hermanos Rodríguez, y que los aficionados distinguirán como “Duro” (con banda lateral blanca), “Medio” (banda amarilla) y “Suave” (banda roja), respectivamente.

El año pasado se utilizaron las gamas hipersuave (rebautizada como C5 para 2019), ultrasuave (la C4 actual) y supersuave (que hoy no existe). La C3 equivale al compuesto suave de 2018, en tanto que la C2 sería el neumático medio del año anterior, pero con un poco más de desgaste que su antecesor.

Como lo indica el reglamento, las escuderías tendrán 13 juegos disponibles para los tres días de actividad, pero cada piloto debe guardar uno juego de C4 para el tercer segmento de calificaciones; los 10 participantes que accedan a esta etapa devolverán este set a Pirelli, mientras que el resto lo conservará. Todos tendrán que apartar un juego de C2 y uno de C3 para la carrera, mientras los 10 restantes serán de elección libre.

Será la décima vez en que los compuestos C2, C3 y C4 se utilizarán en un fin de semana de carreras, luego de ser elegidos para los eventos realizados en Australia, China, Azerbaiyán, Francia, Austria, y los que se llevarán a cabo en Alemania, Hungría, Italia y Rusia.

El Autódromo Hermanos Rodríguez se caracteriza por la altitud sobre el nivel del mar que influye en el rendimiento de los coches, además de permitir velocidades altas por su recta principal de 1.1 km de extensión. El año pasado, el uso de los neumáticos más blandos permitió ver estrategias de dos detenciones en fosos, lo cual no se había visto en las ediciones de 2015, 2016 y 2017.