La Fórmula E ha revelado las primeras imágenes completas de la segunda generación de autos que se utilizarán a partir de la temporada 2018/19.

Este monoplaza pondrá fin al diseño original. El auto cuenta con  un dispositivo de protección en la cabina con un halo implementado por la FIA, un difusor trasero grande y cobertura inspirada en los LMP1 en las ruedas delanteras. 

Las aletas delantera y trasera son más agresivas, y la carrocería cuenta con un estilo diferente. 

El presidente de FE, Alejandro Agag, dijo que el automóvil “representa el futuro de las carreras”. 

“Cuando comenzamos la Fórmula E, nuestro objetivo era desafiar los estándares que se tenían, trayendo una revolución al automovilismo”, continuó. 

“Los autos serán más grandes y duplicarán la capacidad de almacenamiento de energía, lo que demuestra la evolución continua de la tecnología de la batería”, indicó.