Compartir

Robert Kubica insistió en que reduciría la velocidad en su intento por competir en una fecha del Campeonato Mundial de Rallies sin chocar. A pesar de chocar en cada evento desde que se cambió a un auto del WRC, Kubica no se arrepiente de su decisión de incursionar en el rallismo: “Sabía en lo que me estaba metiendo y no puedo permitir que los últimos meses cancelen mis metas y ambiciones. Trataré de cambiar mi estrategia. Debo enfocarme más en sobrevivir y llegar al final, y no en manejar lo más rápido que pueda”.

En Argentina, fase 1 del nuevo Kubica, cumplió y quedó sexto general.