FOTO: NASCAR Media

Brad Keselowski aprovechó las circunstancias para alzarse con el triunfo en la primera visita que la Copa NASCAR hizo al óvalo de Kansas en 2019.

El integrante de Team Penske asumió el liderato a siete vueltas de completar la distancia programada, hasta que un problema en el auto de Matt DiBenedetto provocó que la carrera se definiera en tiempo extra. Al reiniciar, contuvo el ataqneu Alex Bowman para ganar por tercera vez en la temporada.

Keselowski no fue factor en gran parte del recorrido; de hecho, manejaba en noveno cuando faltaban 28 giros, pero un encadenamiento que generó Ryan Blaney abrió la puerta para que él, junto con Erik Jones, entraran a la zona de fosos para recibir neumáticos nuevos. Así, irrumpió en la lucha entre Bowman y Ricky Stenhouse II, a quienes rebasó para la vuelta 261.

Por tercera semana consecutiva, Bowman llegó en segundo lugar en una carrera en la que lideró 63 vueltas; aunque no mantuvo el liderato en el reinicio definitivo, el sucesor de Dale Earnhardt II volvió a mostrar un desempeño significativo para un auto Chevrolet.

Prueba de ello es que Chase Elliott se quedó con el segundo segmento y tomó el liderato en el giro 228; sin embargo, perdió impulso en el penúltimo reinicio por la desventaja en neumáticos y se conformó con la cuarta casilla, detrás de Jones y adelante de Clint Bowyer.

En contraste, Kevin Harvick fue el gran perdedor de la tarde-noche. Pese a ganar la Etapa 1 y liderar 105 vueltas, una bolsa de plástico que bloqueó la parrilla de su coche lo obligó a elaborar una detención no programada a 88 giros de la bandera a cuadros. Al no poder recuperar terreno, terminó en la 13º colocación.

Harvick continúa recuperando el desempeño (FOTO: NASCAR Media)

Daniel Suárez calificó originalmente en cuarto puesto, pero fue uno de los 11 participantes en perder su ubicación de salida por no aprobar la inspección técnica, por lo que inició en la parte trasera del grupo.

Tras una noche complicada en términos de puesta a punto, y afectado por un agujero en la nariz de su máquina, el mexicano jugó con la estrategia en los últimos rearranques, lo que le ayudó para recuperar su déficit de una vuelta y culminar en 14º sitio, aunque la actuación de Bowman le hizo caer a 13º en el rankeo general.

De destacar que Kyle Busch finalizó en 30º tras reventar un neumático en el penúltimo reinicio, acabando con su racha de 11 resultados al hilo en las diez primeras posiciones en las 11 primeras fechas del certamen.

El sábado próximo, la Copa NASCAR llevará a cabo una edición más de su “Carrera de las Estrellas”, en la cual se implementarán algunos elementos que dispondrán los vehiíulos a partir de 2021.