Compartir
FOTO: Sarah Crabill/NASCAR Media for Getty Images

Sin tener el auto más dominante, Kevin Harvick apareció en el momento indicado para quedarse con una victoria más en la NASCAR Cup.

El californiano salió avante en la batalla final contra Martin Truex Jr. para ganar la Kansas 400, decimosegunda fecha del campeonato, con lo que llegó a cinco visitas a la Línea de Ganadores en 2018.

Luego de arrancar en la PP, Harvick tuvo como principales adversarios a Ryan Blaney y a Kyle Larson, quienes se repartieron los triunfos en las Etapas 1 y 2, mientras el integrante de Chip Ganassi Racing estuvo al frente en la mayor cantidad de vueltas (101 de 267).

Sin embargo, la primera de las banderas amarillas provocadas por accidentes produjo varios sprints, en el que el integrante de Stewart-Haas Racing se salvó de un accidente múltiple y, con neumáticos frescos, superó a Martin Truex Jr. mientras comenzaba la última vuelta.

Desde 1997 (Jeff Gordon) que un piloto no ganaba cinco de las primeras 12 competencias puntuables en este año, un logro que Harvick alcanzó en esta campaña. Tres han sido en óvalos intermedios, es decir, de 1.5 millas de extensión.

Truex Jr. llegó por delante de Joey Logano y Larson, quien se repuso de un incidente que protagonizó con Ryan Blaney, en el que el miembro de Team Penske quiso hacerle ver su molestia ante una maniobra previa, pero en la que él terminó chocando. Denny Hamlin completó el Top 5.

La jornada de este sábado tuvo dos partes: la primera, en la que 236 de los primeros 267 giros no reportaron muchas eventualidades, pero las últimas 31 fueron testigo de varios accidentes.

Primero, Daniel Suárez perdió el control de su auto al salir de la Curva 2 y no pudo esquivar a Alex Bowman, con lo que ambos dañaron parte de sus coches; después se suscitó el encuentro entre Larson y Blaney y, faltando 16 vueltas, un accidente entre siete autos generó una bandera roja. William Byron y Ryan Newman sacaron la peor parte, en tanto que Matt Kenseth, en su regreso a las competencias, Ty Dillon y Jamie McMurray, también sufrieron daños.

Suárez terminó con su buena racha de resultados no solo por su incidente, sino por un vehículo indócil y una llanta pinchada que lo relegaron al 28º lugar.

“Esta vez no tuvimos suerte. No fue la noche que estábamos esperando. Hay que analizar lo que pasó hoy y seguir trabajando para regresar con todo la próxima semana”, admitió el mexicano.

Kyle Busch, quien corrió al frente en gran parte de la prueba pero finalizó en 10º, se mantiene como líder general con 503 puntos, seguido de Logano con 491 y Harvick con 484; Brad Keselowski y Kurt Busch complementan el Top 5, a la vez que Suárez cayó al lugar 21 con 223.

La próxima semana, también en sábado por la noche, se llevará a cabo una nueva edición de la “Carrera de las Estrellas” en el Charlotte Motor Speedway.