McLaren espera llegar a una decisión final sobre su futuro con Honda esta semana, ya que trabaja para asegurar un suministro de motores de Renault en su lugar. En caso de que eso suceda, Honda se verá obligado a abandonar la F1 por completo si no puede completar un acuerdo con Toro Rosso.

Se entiende que el presidente de la FIA, Jean Todt, escribió una carta al CEO de Honda, Takahiro Hachigo, expresando su apoyo y deseando encontrar una manera de mantener a Honda en F1; cuando Todt se reunió con el presidente de la F1 Chase Carey y el jefe de Honda Masashi Yamamoto en el paddock de Monza para discutir la situación del motor.

El jefe comercial de F1, Sean Bratches, dijo que mantener a Honda en el campeonato “beneficiaría a todos” a largo plazo y que es “optimista” que se pueda encontrar una solución. “No queremos perder a Honda”, dijo Bratches. “Honda es un socio largo y valioso de la F1”.

Aunque Toro Rosso había fijado originalmente un plazo de Monza para resolver si tendría el poder de Renault o Honda la próxima temporada, McLaren sigue siendo optimista que el reparto se pueda terminar a principios de esta semana.