Los jefes de la Fórmula Uno han comenzado negociaciones para conseguir el Gran Premio holandés de nuevo en el calendario, con planes ambiciosos que se consideran para una carrera callejera en una ciudad importante.

El jefe comercial de F1, Sean Bratches, visitó recientemente Holanda para conversar con representantes locales para determinar qué se necesita hacer para que el evento sea una realidad. El interés por el Gran Premio ha crecido debido al piloto de Red Bull, Max Verstappen.

Con la nueva visión de F1 para hacer grandes eventos, Bratches está apuntando a una de las ciudades principales d Holanda, lo más probable es Amsterdam o Rotterdam. Aunque las calles angostas de la capital podrían dificultarlo y Rotterdam ya ha recibido varias demostraciones de la F1. 

El jefe de Red Bull, Christian Horner cree que un Gran Premio holandés en una de las grandes ciudades sería fenomenalmente exitoso. “Las carreras callejeras son siempre divertidas, siempre tienen grandes multitudes y grandes atmósferas”, dijo Horner. “Así que mientras el lugar y el diseño de la pista funcionen, ¿por qué no?”