Compartir

En una competencia en la que un piloto local no ganaba desde el 2010 – cuando él mismo se llevó el triunfo – Latvala se sobrepuso a los problemas del día sábado (2 de agosto) que le hicieron perder la gran ventaja que había acumulado y a los de ayer – domingo 3 de agosto – para levantarse con una gran victoria en la carrera de casa.

El finlandés abrió el día con sólo 3.4 segundos de diferencia respecto a Sebastien Ogier, misma que llevó a cinco segundos después del primero de los tres últimos tramos de competencia, pero en la segunda etapa no pudo escuchar bien las notas de su copiloto Mikka Antilla por una falla en el intercomunicador, por lo que la ventaja se redujo a 3.7 segundos. En la etapa de poder Jari-Matti terminó a tan solo una décima de su coequipero, llevándose un emotivo triunfo en su país.

Sebastien Ogier ocupó la segunda posición reconociendo el excelente trabajo de Latvala, el vigente campeón del WRC ganó la última etapa y se llevó los tres puntos que esta otorga, terminando la competencia 3.6 segundos por detrás del finlandés. El francés sumó 187 puntos en la punta del campeonato por 143 de Jari-Matti que se encuentra segundo.

Kris Meeke se dedicó a proteger su posición y no cometer errores para ocupar el último escalón del podio, terminando esta octava fecha de la serie con una desventaja de 50.6 segundos, con lo que se hace evidente la superioridad de Volkswagen sobre Citroën. El británico se encuentra sexto en la general con 54 unidades, mientras que Andreas Mikkelsen – quien terminó cuarto en Finlandia – ocupa el tercer puesto general con 95 puntos.

La serie llevará acabo su novena fecha del campeonato 2014 en Alemania – del 21 al 24 de agosto.
Foto: WRC.