Compartir
FOTO: Hyundai Motorsport

Sébastien Loeb inicia una etapa muy apretada dentro de su agenda, en la cual cumplirá con las actividades de dos de los eventos más significativos de 2019.

El francés participa en el Rally Dakar desde este domingo hasta el 17 de enero y después viajará a MonteCarlo, donde disputará el primero de seis eventos del WRC con Hyundai Motorsport, pese a que aún no tiene su primera prueba de campo con el i20 Coupé.

“Nosotros tenemos una ventana de oportunidad muy corta para probar”, comentó. “Estaré de vuelta del Dakar solo el día 18, y el reconocimiento para Monte está programado para el 21. Tengo la esperanza de que estaremos tan bien preparados como podamos para la ronda inicial del WRC, incluso para el tiempo corto”.

“La propuesta de Hyundai, con seis rallies como piloto número 2 o 3, me complació. Y avanzamos en las discusiones. Tenía otros contactos en el WRC pero, en lo más profundo de mí, estaba convencido del proyecto Hyundai y no quería perder el tiempo con otros”.

Loeb, quien portará colores diferentes a los del Grupo PSA (Citroën y Peugeot) por primera vez en 20 años, compartió que, mientras se preparaba para el evento más demandante de rally raid del mundo con en Dubai, visitó la fábrica de Hyundai en Alzenau, Alemania, donde se moldeó su asiento y comenzó a aclimatarse con sus ingenieros, así como con el auto.

Aunque se presentará a poco menos de la mitad del Mundial, la misión del nonacampeón de la serie será ayudar a que la casa coreana rompa su racha de tres subcampeonatos consecutivos y logre el título de Constructores, y a que Thierry Neuville, líder del conjunto, alcance su primera corona de pilotos.

Loeb y Daniel Elena estarán con un Peugeot 3008 DKR privado (FOTO: Red Bull Content Pool)

“Dejé el rally por más de 5 años, ya no tengo el ritmo de los pilotos actuales ni el conocimiento de los líderes en general”, reconoció. “Ya es genial que un fabricante como Hyundai confíe en mí a pesar de estos parámetros. Acepto de buen grado esta posición de No. 2 o 3 y voy con menos presión para complacerme y traerles puntos cuando estoy comenzando un rally”.

“Por supuesto espero que podamos pelear por victorias, pero al mismo tiempo sé que será un desafío difícil volver al WRC con un auto nuevo y un equipo nuevo. Hice tres rallies el año pasado y gané uno de ellos. Espero que podamos acoplarnos rápidamente al i20 Coupe WRC y ser capaces de mostrar ritmo competitivo – y tal vez incluso estar en la caza por el primer lugar”.