Compartir
Dixon, Mark Miles (director de la serie) y Jay Frye (director deportivo). FOTO: Chris Owens/IMS, LLC Photo

Scott Dixon y Chip Ganassi fueron condecorados formalmente este martes, durante premiación anual que la IndyCar llevó a cabo en un restaurante en Indianápolis.

Tanto el dueño estadounidense como el neozelandés recibieron un bono de un millón de dólares, así como una réplica de la Copa Astor, trofeo que reúne el listado de campeones nacionales de la especialidad de monoplazas desde 1909; además, el neozelandés recibió su anillo de campeón y premios como el que lo acreditó como uno de los pilotos con más victorias en el año.

Asimismo, sus estrategas Mike Hull, Scott Harner y Barry Wanser compartieron el Premio de Mecánico en Jefe y Gerente de Equipo del año. Chris Simmons también fue parte de este esfuerzo como ingeniero en jefe, también fue reconocido por sus méritos, en tanto que Kate Gundlach y Danielle Shepherd se convirtieron en las primeras mujeres en lograr un campeonato en el área de ingeniería.

Alexander Rossi y Will Power también recibieron sus premios por su segundo y tercer lugares en el certamen, en tanto que Josef Newgarden aceptó los honores por ser uno de los participantes con más PP en el año. Honda Performance Development, mediante su jefe Art St. Cyr, fue honrado como campeón de constructores, el primero que obtiene la marca desde que regresó la competencia de motoristas en 2012.

Dixon con su estratega Mike Hull (FOTO: Chris Owens/IMS, LLC Photo)

Robert Wickens consiguió el galardón de “Novato del Año” con cuatro podios, una PP y 187 vueltas lideradas; su prometida Karli Woods recibió el trofeo y el cheque correspondiente de 50 mil dólares a nombre del canadiense, quien continúa con su rehabilitación en un centro hospitalario en Indianápolis luego del accidente que sufrió en Pocono, Pennsylvania, en agosto.

El premio de “Piloto Más Popular” fue para James Hinchcliffe, quien finalizó décimo en el torneo después de altibajos como el no calificar a las “500 Millas de Indianápolis”; pese a registrar el único triunfo de su equipo, Schmidt Peterson Motorsports, fue opacado por su amigo y compatriota Wickens en varias ocasiones.

Este fue el último evento público de la IndyCar en el año; la siguiente temporada iniciará el 10 de marzo en St. Petersburg, Florida.