Compartir

Con las dos carreras más importantes del calendario en el retrovisor, el serial IMSA arranca una sucesión sin descanso que será vital para ver quién será contendiente en las tres clases participantes.

A diferencia del año pasado, en el que los campeones de cada división llegaron a la última fecha con el título asegurado, la lucha entre marcas, equipos y pilotos podría definirse hasta el final de las “10 Horas de Road Atlanta” en esta ocasión.

Basta con ver que Eric Curran y Felipe Nasr (Whelen Engineering/Action Express Racing) optaron por la consistencia, al subir al pódium en ambos eventos y tomar el liderato en los Prototipos, en un inicio que ha exhibido varios puntos débiles de Cadillac/Dallara y las mejoras de Nissan/OnRoak, ganador en dos de los últimos tres compromisos del North American Endurance Cup (NAEC).

La aplicación del “Balance of Performance”, es decir, la serie de ajustes técnicos que impone la serie, redujo las distancias entre las marcas y constructoras. La perteneciente a General Motors cumplió con el pronóstico de ganar en las “24 Horas de Daytona”, a pesar de que solo dos de sus cuatro autos llegaron al final, pero poco pudieron hacer en las “12 Horas de Sebring” ante el dominio del Tequila Patron ESM, cuyos titulares Pipo Derani y Johannes Van Overbeek fueron imbatibles.

El Cadillac de Whelen Motorsports/Action Express fue el único en subir al podium en las primeras dos fechas del año.

Tan irregular ha sido el inicio de año de varios que Curran, Nasr y Mike Conway (contratado por Action Express para las fechas del NAEC), es perseguido por CORE autosport (Jo Bennett, Colin Braun y Romain Dumas), con un ORECA 07 que a pesar de seguir con una evidente inferioridad, se las arregló para subir al pódium en Daytona y llegar en cuarta posición en Sebring. La diferencia entre ambos conjuntos es de cuatro puntos (62 vs 58).

Detrás se ubica el Cadillac principal de Action Express, el que Filipe Albuquerque, João Barbosa y Christian Fittipaldi (quien ahora corre de tiempo parcial) llevaron a la bandera a cuadros en la primera competencia del torneo, pero que un accidente en Sebring les arruinó la posibilidad de conservar el liderato; aun así, los portugueses encararán la siguiente parte del certamen con 56 unidades.

Team Penske y el programa de Acura ha demostrado rapidez, pero poca fiabilidad, extremos que se reflejaron en la pelea de sus dos máquinas en Daytona, pero que se convirtieron en fallas mecánicas, seguidas por su doble abandono en la fecha siguiente. Otros equipos, como el campeón Wayne Taylor Racing y Mazda Joest, también han tenido altibajos.

Si no hay más fallas mecánicas, Nissan y OnRoak podrían ser retadores de Cadillac en los Prototipos.

Por su parte, Roberto González ha contribuido al desarrollo del AFS/PR1 Motorsports, que con la desventaja de pilotar un P2, acumularon kilómetros importantes. Caso similar para Patricio O’Ward y Performance Tech, que sorprendieron en la clasificación en Daytona, pero inconvenientes técnicos le han impedido lucirse.

En la clase GT Le Mans (GTLM), Ford parece tener cierta superioridad, aunque el resto de las marcas tiene mucho tiempo para reducir distancias.

Con una victoria y un 4° puesto, el GT de Richard Westbrook y Ryan Briscoe liderarán el puntaje rumbo a Long Beach (Scott Dixon solo participa en las pruebas del NAEC), pero con cinco unidades de ventaja sobre Earl Bamber y Laurens Vanthoor, cuyo Porsche 911 RSR con motor central logró su segunda victoria en la categoría en Sebring.

¿Podrá Porsche mantener el paso de Ford?

La otra pareja de la casa alemana, Earl Bamber y Laurens Vanthoor, está a ocho de la cima, en tanto que los campeones defensores de Corvette, con un difícil inicio, son sexto y séptimo. BMW es otro caso de evolución, al pasar por penurias en el inicio pero subir al pódium en la segunda cita del calendario con el nuevo modelo M8; sin embargo, con no más de 10 participantes, la confiabilidad y constancia definirán al monarca.

Por su parte, los GT Daytona (GTD) representan la separación más grande entre líder y sublíder, con el Lamborghini de Paul Miller Racing (Madison Snow y Bryan Sellers) encabezando la tabla por siete puntos ante el Mercedes-AMG GT3 de Team Riley (Ben Keating y Jeroen Blekeemolen).

El Huracán GT3 ha sido el deportivo a vencer, con victorias en ambas fechas con dos equipos diferentes, aunque su rival alemán también ha sido invitado a pelear por los primeros lugares. Snow y Sellers fueron terceros en Daytona y ganaron en Sebring, mientras Keating, Blekeemolen fueron cuartos y terceros.

Además, la ventaja sobre el Acura NSX de Michael Shank Racing, el Ferrari 488 de Scuderia Corsa, campeona en los últimos tres años, y el Audi R8 LMS de Montaplast no es mucha: 13 puntos separan a estas cinco participantes.

El equipo Paul Miller Racing tuvo un sólido inicio de temporada.

Es así como los Prototipos inician con una serie de cinco eventos en tres meses y medio, incluyendo las calles de Long Beach y Detroit, la primera visita a Mid-Ohio, la acostumbrada estación de Bowmanville, Canadá, y una nueva edición de las “6 Horas de Watkins Glen”, que pondrán a prueba a los vehículos en todo tipo de condiciones. Los GTLM tienen un itinerario similar, aunque sin ir a Belle Isle, en tanto que los GTD no irán a California.

¿Veremos una etapa de campeonato con más de un protagonista?