Compartir

La compañía japonesa ha experimentado serias dificultades desde el inicio de la temporada de este año y su falta de poder y mala confiabilidad están amenazando el futuro de su asociación con McLaren. En una entrevista publicada en el sitio de Honda F1, el jefe de motor Yusuke Hasegawa explicó cuáles son los problemas a los que se han enfrentado.

El primero fue con el tanque de aceite, que es uno de los artículos más grandes. Por el diseño que eligieron, se encontraron con dificultades en el auto que no habían presentado en el dinamómetro. El segundo fue con respecto a las vibraciones, pues no genera ninguna vibración sincronizada.

McLaren está presionando a Honda para que le dé más actualizaciones. El trabajo se enfoca en un spec 4 para usarlo más adelante en el año. Hasegawa dice que es decisión de la compañía quedarse con el mismo concepto de turbina y compresor para el siguiente año. Esto significa que pueden seguir desarrollándose hasta el final de la campaña. “Siempre nos estamos actualizando”, dijo Hasegawa al hablar de que Honda ya empezó a trabajar en su motor  2018.

“Por supuesto que el desempeño y los resultados son lo más importante pero todo es aprendizaje para el futuro. Comparados con el año pasado, necesitamos modificar el concepto del motor, pero el próximo año nos quedaremos con el mismo”.