El jefe de Honda Fórmula Uno, Yusuke Hasegawa, dijo en el lanzamiento del McLaren MCL32 que el nuevo motor Honda estaría a los niveles de potencia del Mercedes 2016 para el arranque de esta temporada, pero han tenido un comienzo desastroso en 2017, con mal rendimiento y poca fiabilidad.

Ninguno de los pilotos de McLaren sufrieron una falla de motor en el Gran Premio de Australia, pero Hasegawa admitió que el motor está bajo de potencia y dice que Honda subestimó la dificultad de encontrar más potencia sin causar problemas nuevos.

“Estamos muy decepcionados, pero ya era demasiado tarde cuando nos dimos cuenta de esto… hasta Navidad”, dijo.

Honda ha encontrado más problemas con inestabilidad y vibraciones desde que el motor fue instalado y funcionó en pista.