OTRO CONTENDIENTE AL MEJOR REBASE DE LA HISTORIA TUVO LUGAR EN SPA-FRANCORCHAMPS, COMO RECUERDA NUESTRO HISTORIADOR EN JEFE, QUIEN LO VIO EN VIVO A INICIOS DEL SIGLO

La batalla por el título en 1998 y 1999 se había dado entre Ferrari y McLaren con división de título entre los dos constructores y dos campeonatos para Mika Hakkinen de McLaren, sobre Michael Schumacher, de Ferrari, entre los pilotos, pero Schumi tenía dos títulos logrados en 1994-95, así que también en eso había paridad.

La campaña 2000 pintaba más roja que plateada, pero Mika había calificado adelante en el circuito de poco más de 7 kilómetros de la zona de las Ardenas y había tomado la punta desde el inicio hasta que un trompo en la pista que se secaba lo hizo perder la punta ante el alemán, quien había cambiado a neumáticos 
de seco. Mika decidió detenerse en el giro
27, de 44, y empezó a recortar la ventaja del Ferrari, que era de más de seis segundos. Para la vuelta 37 ya estaba a un segundo y podía chuparse el aire en la recta de Kemmel y cerrar la brecha hasta que decidió atacar en el giro 40.

62-2

Mika recuerda que, “Spa es una pista fantástica y excelente para los rebases. Hay seis sitios
 en Spa en los que, si el piloto que te lleva ventaja comete un error pequeño, puedes rebasar fácilmente. Seis es un número grande, pero si
 no cometen errores en ninguno de estos sitios, entonces rebasar es muy difícil”.

Pero el McLaren de Mika había sido optimizado en su puesta a punto para tener la mejor velocidad posible saliendo de Eau Rouge en la recta larga rumbo a Les Combes y ahí le quitaba tiempo al alemán cada giro. Sin embargo, Schumacher sabía que lo iban a intentar pasar y se defendía tomando la línea interna hasta apretar al finlandés, quien se veía forzado a usar el lado externo que era más largo para entrar a Les Combes.

Las llantas perdían su agarre y Mika se jugó todo en la vuelta 40, pero Schumacher le cerró la puerta, sin miramientos, y casi lo manda al pasto, pero en el siguiente giro Mika volvió a la carga, pues ya no quedaban muchos giros.

Quiso la suerte que en la salida de Eau Rouge alcanzaron a Ricardo Zonta, el piloto brasileño de BAR, quien estaba rezagado. Michael
 venía adelante y decidió irse por fuera para tomar la línea externa que estaba más seca. Mika lo vio y de inmediato se fue por dentro pasando a ambos en la parte corta y al llegar
a la frenada estaba a la par del Ferrari, con lo que el germano se vio obligado a conceder, pues Mika dice: “Si hubiera peleado esa curva, los dos podríamos haber acabado en la trampa de arena. Y él se dio cuenta de ello”. El rebase se completó y Mika terminó ganando, con Schumacher en segundo sitio, aunque al final del año el teutón sería campeón por tercera vez en su historia, el primer título de una serie de cinco consecutivos que obtendría con la firma de Maranello y el nórdico sería su escolta.

MICHAEL SCHUMACHER HABÍA DEBUTADO EN SPA, GANANDO SU PRIMERA CARRERA DE F1 AHÍ Y OBTENDRÍA CINCO TRIUNFOS MÁS EN ESA PISTA BELGA

MIKA HAKKINEN GANÓ POR DECIMOCTAVA VEZ EN F1, PERO ÚNICA EN SPA-FRANCORCHAMPS (AUNQUE TAMBIÉN LO HARÍA AHÍ EN EL DTM EN 2005)

RICARDO ZONTA SÓLO CORRIÓ UNA CAMPAÑA COMPLETA DE F1, LA DE 2000, AUNQUE COMPITIÓ EN 36 CARRERAS Y OBTUVO TRES PUNTOS EN TOTAL

“NO ME MOVÍ HACIA UN LADO U OTRO PORQUE NO SABÍA POR DÓNDE IBAN A PASARME Y NO QUERÍA CAUSAR UN ACCIDENTE. NI RESPIRÉ SIQUIERA”
RICARDO ZONTA

“EL FERRARI NO ERA TAN BUENO EN EAU ROUGE, PERO SÍ EN LAS OTRAS ÁREAS DE LA PISTA. TENÍA QUE SER DESPUÉS DE EAU ROUGE EN LA RECTA”
MIKA HAKKINEN

“HONESTAMENTE,
 SI NO ME HUBIERA PASADO ENTONCES, ME HUBIERA REBASADO UNA O DOS VUELTAS DESPUÉS, PORQUE ERA DEMASIADO RÁPIDO EN ESA ZONA”
MICHAEL SCHUMACHER