Compartir
Foto: Autosport

El neozelandés Brendon Hartley fue dado de alta después de haber sido trasladado al hospital, luego del accidente durante la primera vuelta del GP de Canadá.

El piloto de la escudería Toro Rosso chocó contra el monoplaza del canadiense Lance Stroll en la curva 5, mientras trataba de rebasarlo por fuera; Stroll intentó controlar su auto, y al no lograrlo orilló a Hartley contra la barrera de neumáticos.

El golpe lanzó a este último por el aire para que después ambos terminaran al principio de la vuelta 6; después, los dos pilotos fueron llevados al centro médico, y posteriormente Brendon fue trasladado al hospital más cercano para que le practicaran más exámenes.

La FIA reportó que lo sometieron a dos electrocardiogramas de los cuales salió airoso al no mostrar lesiones.

El piloto canadiense, por otro lado, atendió sus actividades con los medios después de haber recibido el alta. Él estableció que se había tratado de un incidente de carrera, ya que al intentar recobrar el control de su monoplaza, y no haber tenido el espacio suficiente, ambos autos terminaron chocando.

Los comisarios concordaron en que había sido un incidente de carrera, y que no se tomarían mayores acciones al respecto.

Foto: Autosport