Compartir
FOTO: Mercedes AMG F1 Motorsport

Lewis Hamilton asegura que sería “débil” de su parte dudar que Mercedes pueda ganar el campeonato de Fórmula Uno tras perder el liderato general ante Sebastian Vettel en Canadá.

Después de un Gran Premio en el que simplemente no fue protagonista, fue superado por su coequipero Valtteri Bottas y apenas le alcanzó para finalizar en quinto lugar, es natural que surjan temores sobre si hay preocupación sobre si el modelo 2018 de la casa alemana no era bueno para ayudarle a defender la corona, a lo que el británico respondió:

“No dejo que eso se meta a mi mente, no. Ese sería el primer signo de debilidad, y mi mente no es débil. Estoy aún aquí para ganar, todavía creo que podemos ganar. Tengo una confianza completa en mis chicos y estoy colocando mi energía hacia ellos”.

“No importa dónde comienzo en la parrilla, no veo a algún piloto y pienso ‘Podría perder ante aquella persona’. Yo pienso: ‘¿Cómo puedo vencerlos? ¿Cómo puedo ser mejor? Y voy a seguir haciendo eso hasta que muera”.

Sin embargo, el pensamiento de Hamilton y de su equipo sobre si aún existía superioridad ante sus rivales ha cambiado de manera radical, ante la fortaleza que Ferrari ha sabido mantener hasta, al menos, el primer tercio del campeonato y la aparición constante de Red Bull en las posiciones principales.

Toto Wolff, responsable de la escudería, destacó el poco margen de hasta cinco autos en determinadas sesiones, por lo que factores como la conservación de sus unidades de potencia, que fue un tema ampliamente abordado en Montreal, harán que su grupo de trabajo no tomen nada por sentado.

“Esto es porque el campeonato de este año va a ser decidido por lo que cometan menos errores y traigan el mejor desarrollo en el motor en cada fin de semana, esa es la nueva realidad”, expresó después de la carrera.

“Es una lucha de tres, seis autos pueden ganar carreras (…). No puedes venir a Montreal y pensar que será un paseo en el parque porque ese es el tipo de llamado que vas a tener”.

Después de siete competencias, Hamilton tiene 120 puntos, uno menos que Vettel; a pesar de liderar el ranking de podios (5), solo tiene un par de victorias (contra las tres del piloto de Ferrari), 84 vueltas lideradas (el alemán suma 207) y dos PP’s (su rival tiene cuatro).