Compartir

Haas es el primer equipo en revelar imágenes de su nuevo fórmula 2018 VF-18. El auto propulsado por Ferrari es una evolución del VF-17 del año pasado. Los cambios más visibles son la falta de aleta de tiburón en el motor y la adición del halo.

El equipo dice que gran parte del enfoque en el nuevo diseño ha sido superar las deficiencias aerodinámicas y de manejo que obstaculizaron su avance durante 2017. En particular, Haas quiere crear una plataforma más estable para garantizar que no fluctúe tanto como lo hace en los primeros dos años.

El propietario del equipo, Gene Haas, dijo: “Eliminamos muchas de las variables en las que sabíamos que éramos débiles. Nos hemos centrado en lo que se necesita para lograr que nuestro coche sea consistente y cerrar esa brecha con los mejores equipos”.

Gunther Steiner, director del equipo comentó: “La mayor parte de la evolución del automóvil fue la adición del halo. Los aerodinamistas tardaron bastante en estudiarlo, pero los diseñadores tuvieron que trabajar duro para modificar el chasis para que el halo pudiera sobrevivir a las cargas exigidas. El peso mínimo total del automóvil aumentó debido a esto, y hay un centro de gravedad más alto simplemente por la posición del halo”.

“Conseguimos que el automóvil fuera lo más liviano posible para transportar más lastre. Pudimos hacer un mejor trabajo al poner el peso donde lo queríamos”.

El Haas VF-18 ha conservado los colores corporativos grises, rojos y negros de su empresa matriz, regresando al el esquema de colores que el equipo tuvo en su primera campaña de F1 en 2016.