Grosjean (FOTO: Haas F1 Team)

El FIA rechazó la apelación que la escudería Haas introdujo luego de que Romain Grosjean fuera descalificado del GP de Italia.

Tras la audiencia que se celebró ayer jueves en Paría, el Tribunal de Apelaciones del organismo rector del deporte motor confirmó que el veredicto de sus oficiales era válido, además de solicitar “a la autoridad deportiva competente a establecer las consecuencias de la decisión”.

Después de la competencia celebrada en Monza, en la que el piloto francés terminó en sexto lugar, Renault metió una protesta en torno a la legalidad del monoplaza VF-18 del francés, cuyo diseño de fondo plano estaba en la mira de los comisarios desde antes del descanso de verano, al grado de que se emitieron advertencias al respecto y se clarificaron los lineamientos del reglamento, obligando a la existencia de un radio de 50 milímetros en cada curva frontal del plano referencial.

Luego de contactar a Nikolas Tombazis, Jefe de Asuntos Técnicos de Monoplazas de FIA, mediante correos electrónicos, Haas pidió una exención para poder hacer los cambios necesarios hasta después de Singapur, al no tener suficiente tiempo y recursos para realizar los mismos.

FIA dio el consentimiento, pero si algún equipo introducía una protesta, se procedería a la investigación correspondiente; el hecho de que otra escudería elaborara sus modificaciones antes de este fin de semana, también impulsó a los comisarios a aplicar la descalificación, que a su vez precedió a la exclusión de Kevin Magnussen del GP de Estados Unidos por sobrepasar el máximo de consumo de combustible permitido en su coche.

Guenther Steiner, director de Haas, se expresó “decepcionado” por el veredicto, al tiempo que en Renault, que así mantiene una diferencia de 30 puntos sobre la escuadra estadounidense en el Mundial de Constructores, aplaudieron la firmeza con la que se manejó el caso.

“Las reglas técnicas – especialmente las introducidas por razones de seguridad- deben cumplirse estrictamente”, indicó Nick Chester, director del área técnica de la casa francesa. “Estamos satisfechos con la decisión y me gustaría agradecer al Tribunal y a la FIA por su trabajo en este asunto. El equipo ahora está enfocado en el final de la temporada “.