Compartir
FOTO: Wolfgang Wilhelm/Mercedes AMG F1 Team

Lewis Hamilton aprovechó al máximo la mayoría de las prestaciones nuevas otorgadas por Mercedes para dominar las prácticas del Gran Premio de Austria.

A pesar de no sentirse muy cómodo con el comportamiento de los neumáticos en el final de la jornada, el británico encabezó los tiempos de las dos sesiones de entrenamientos en el Red Bull Ring de Austria, donde se lleva a cabo la novena fecha del Campeonato Mundial 2018, y en la que la fábrica a la que pertenece llevó el paquete aerodinámico y de motor más nuevo al momento.

Durante la mañana, el tetracampeón reinante estableció una vuelta de 1:04.839 m., lo que le ayudó a ubicarse 0.127 s. delante de su coequipero en Mercedes, Valtteri Bottas, con quien intercambió el primer lugar en múltiples ocasiones. Max Verstappen, Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo completaron los cinco primeros sitios y, junto con Kimi Raikkönen, quedaron en menos de un segundo de separación. Todos utilizaron el neumático ultrasuave.

https://twitter.com/F1/status/1012645612649672704

Por la tarde, con el compuesto suave y sin ser totalmente certero en hacer una vuelta perfecta, Hamilton cronometró 1:04.579 m., en tanto que Bottas con el supersuave, quedó a 176 milésimas. Vettel, Ricciardo y Verstappen completaron el orden.

En la simulación de carrera, el líder y sublíder del Campeonato registraron tiempos parejos, al romper la barrera del 1:07 m. con tanques llenos, aunque tanto el inglés como Verstappen se quejaron del nivel de adherencia y temperatura que obtenían con la llanta ultrasuave.

https://twitter.com/F1/status/1012706186724954114

Las escuderías completaron un programa de trabajo muy nutrido, a pesar del incidente que tuvo Pierre Gasly por la tarde, en la que rompió la suspensión delantera izquierda de su Toro Rosso mientras atravesaba, a alta velocidad, los lavaderos altos de la penúltima curva, lo que generó una bandera roja de cinco minutos.

Esto fue un tema muy vigilado por los equipos, ya que sus características ya le habían causado problemas al francés desde la mañana, cuando dañó su alerón delantero. Stoffel Vandoorne y Kevin Magnussen requirieron de reparaciones en sus respectivos autos, a la vez que Fernando Alonso dañó el fondo plano de su McLaren.

Otra escena vistosa llegó gracias a Verstappen, quien en los primeros minutos de la actividad matutina cometió un error al salirse del camino en la Curva 4 y hacer un trompo completo, pero sin estrellarse en el muro.

La jornada fue de mucho trabajo para Sergio Pérez, quien concluyó en las posiciones 14 y 18 en las dos prácticas del viernes; aunque las diferencias entre todos los participantes no fueron drásticas, el Force India del mexicano registró una desventaja de 1.775 s. ante Hamilton, mientras Esteban Ocon se colocó en octavo y decimotercero.

En las dos sesiones, Romain Grosjean fue el mejor de los no pertenecientes a los equipos estelares, al apropiarse del séptimo lugar en ambas tandas, en un día prometedor para Haas F1 Team, el cual contribuyó para que Kevin Magnussen fuera octavo durante la tarde.

Mañana sábado se celebrará la última práctica y la calificación del Gran Premio de Austria.