Compartir
FOTO: Jose Mario Dias

Pietro Fittipaldi dio otro paso importante en su proceso de recuperación, tras el accidente que sufrió en un prototipo LMP1 Spa-Francorchamps en mayo y que le dejó fracturas en sus dos piernas.

Este martes, el joven brasileño probó un kart en el GoPro Motorplex, instalación que se ubica en Mooresville, Carolina del Norte, a lado de su hermano Enzo y de su tío Max Papis, siendo la primera vez que hace una prueba de manejo desde el golpe ocurrido en la calificación de las “6 Horas de Spa” que le obligó a perderse tres carreras de la IndyCar, incluyendo las “500 Millas de Indianápolis”.

Fittipaldi estuvo las últimas semanas en Indianápolis cumpliendo un proceso de rehabilitación que incluyó múltiples cirugías y acondicionamiento físico en uno de los centros más prestigiosos del mundo, PitFit Training, además de recibir la asesoría de los doctores Terry Trammell y Jonathan Weber. Antes de subirse al go-kart, hizo pruebas en simulador y, a pesar de que aún resiente las lesiones en situaciones específicas, se siente contento por su progreso.

“No está al 100% aún, por eso es que aún estoy trabajando en la recuperación – digo, cosas como manejar. Pero cuando me subí al kart pude manejar muy bien”, comentó.

“Así que en Mid-Ohio probaré un auto de Fórmula 4 y también el IndyCar. No conozco la pista, pero al mismo tiempo estoy aprendiendo la nueva pista, así que veré cómo me siento. Será un shakedown”.

Originalmente, la agenda de Fittipaldi en la categoría de monoplazas estadounidense incluía las dos competencias en el autódromo de Indy y el óvalo de Texas, mismas que tuvo que perderse; por ello, su equipo Dale Coyne Racing ajustó las participaciones de Zach Claman De Melo, el canadiense con quien comparte el asiento del coche No. 19, e invitó a Santino Ferrucci, regular de la Fórmula 2, para la fecha doble en Detroit.

Ahora, el plan será tener a Claman De Melo en las siguientes dos competencias, Iowa y Toronto, para que Fittipaldi compita en las últimas cinco citas del calendario: Mid-Ohio (29 de julio), Pocono (19 de agosto), St. Louis (25 de agosto), Portland (2 de septiembre) y Sonoma (16 de septiembre).

“Cuando tienes un accidente como ese, tienes que marcarte una meta para la recuperación; de otra forma se vuelve un poco más abierto. Así que miré el calendario de IndyCar, conté y me puse una meta optimista”, dijo. “Me senté con el Dr. Trammell y dijimos: ‘Bien, esta es la meta para esta semana, esta es la meta para aquella semana, esta es la siguiente meta’, y así en adelante. A pesar de que era optimista, era posible y alcanzable, aún seguimos en el objetivo y podemos volver fuertes”.