Compartir

La FIA ha continuado con el polémico tema de la quema de aceite como combustible al decir a los equipos de F1 que impondrá un nuevo límite en el consumo del Gran Premio de Italia.

Aunque ya se han acordado nuevas normas para prohibir la quema de aceite para el año 2018, la FIA ha continuado con regulaciones para asegurar que los equipos no estén superando los límites de esta temporada.

Después de analizar la situación del motor durante la primera mitad del año, la FIA ha decidido que cualquier nueva unidad de potencia introducida desde el GP de Italia tendrá que adherirse a un límite de 0,9 litros de uso de aceite por cada 100 km.

La FIA también dejó claro que estará vigilando de cerca la situación, por lo que no podría descartar la imposición de más límites.