Mercedes y Ferrari no están interesados ​​en el suministro de motores de Fórmula 1 a McLaren para la próxima temporada, lo que  deja a Renault como su única alternativa ante la muy probable ruptura con Honda.

El director ejecutivo de McLaren, Zak Brown, ha sugerido que Mercedes y Ferrari están disfrutando viendo a su equipo en la parte posterior de la parrilla.

“Somos un gran equipo, McLaren ha demostrado la capacidad de ganar carreras y campeonatos”, dijo.

 “Pero creo que otros equipos disfrutan viéndonos donde estamos hoy. Temen que podamos volver a ser una amenaza, es un miedo que es comprensible”.

Dado el punto de vista de Mercedes y Ferrari, si McLaren terminara su relación con Honda, los motores de Renault serían su única alternativa.

Pero el tiempo para llegar a un acuerdo con Renault es corto, con los ingenieros ya avanzados en el trabajo en la configuración del año próximo del coche.