FOTO: Scuderia Ferrari

La escudería Ferrari retiró su intención de apelar la penalización que Sebastian Vettel recibió en el Gran Premio canadiense, aunque ahora evalúa una solicitud de revisión oficial del incidente.

El equipo italiano tuvo hasta el jueves por la noche para confirmar si tenía la intención de continuar con su apelación contra la sanción de cinco segundos que el piloto alemán recibió por reincorporarse a la pista de una manera insegura y obligar a Lewis Hamilton a ir fuera el circuito durante su batalla por el triunfo en Montreal. La sanción le dio la victoria al británico.

Como Ferrari era consciente de que los castigos impartidos e carrera no pueden ser apeladas, cualquier esfuerzo para llevar el asunto a la Corte Internacional de Apelaciones no tendría éxito.

Por ello, poco antes de que expirara el plazo, un portavoz de Ferrari confirmó que el equipo informó al órgano rector que no apelará, pero Ferrari ahora está evaluando si debe solicitar una revisión oficial del incidente por parte de la FIA basándose en la evidencia nueva que está recopilando.

El Código Deportivo Internacional de la FIA le da a los participantes una opción para revisar decisiones después de un evento, siempre y cuando se descubra un “elemento significativo y nuevo” que no estaba disponible en el momento en que se tomó la decisión.

El período en el que puede hacerse una solicitud es 14 días después de que se realizó la clasificación final, lo que significa que Ferrari tiene hasta el día de la carrera del Gran Premio de Francia para ir por esta ruta.

Si Ferrari elige solicitar una revisión, entonces se le solicitará las pruebas que tiene, y éstas serán evaluadas por los cuatro comisarios que estaban de servicio en el Circuito Gilles Villeneuve o por los reemplazos designados por el órgano rector del deporte.