Compartir

Sebastian Vettel reconoce que “tuvo suerte” de ganar por segundo año consecutivo en Albert Park.

El alemán recibió con los brazos abiertos la victoria en la apertura de la Fórmula 1, pero a su vez destacó que hay trabajo por hacer, ya que el rendimiento de su Ferrari SF71H está lejos de sus expectativas y, por ende, de sus rivales en Mercedes, que dominaron las prácticas en condiciones normales. Basta ver la clasificación, en la que Lewis Hamilton superó por más de seis décimas a Kimi Raikkönen.

“Al momento estamos un poco peor”, describió el alemán en cuanto al ritmo, comparado con el coche predecesor, el SF70H. “El año pasado tuvimos más ritmo a este punto. Si tú ves las distancias de todo el fin de semana, no somos aún un verdadero partido”.

“Obviamente tuvimos muy buen ritmo hoy, Kimi fue muy fuerte en el primer stint. Creo que yo fui probablemente un poco más fuerte en el segundo stint, pero fue una carrera diferente para nosotros”.

“Pero creo que si tú ves y eres justo, entonces Lewis fue más rápido, mientras el año pasado nosotros fuimos más rápidos, fue muy, muy cerca y, por ello, en este punto, nosotros sabemos que aún no estamos donde queremos estar, porque queremos ser los más rápidos”.

Vettel, quien tomó el liderato después de extender el único servicio en pits durante los Safety Car virtual y físico que generó el abandono de Romain Grosjean, declaró que el ritmo del coche era suficiente para contener a Hamilton en el segundo periodo de bandera verde; sin embargo, el comportamiento es lo que no lo tiene cómodo en algunas situaciones, por lo que el conjunto de factores hicieron que el triunfo de este domingo fuera más inesperado.

“El auto no responde de la forma en la que quieres y todavía se desliza en lugares en los que no quieres que se deslice”, describió. “Quiero que el auto esté en el lugar cuando piso los frenos y giro, y en esa ventana, todavía no estoy feliz, así que como un compromiso. Por supuesto, es nuestro trabajo manejar con los problemas que tenemos, pero si pudiera elegir, lo quisiera un poco diferente”.

“No es un gran drama, creo que nosotros podemos vivir con eso, pero también siento que si podemos estar al tanto de eso, entonces te sentirás más confiado – en una pista como ésta, cuando tienes confianza, hace una gran diferencia”.

Fue la segunda vez consecutiva en la que Vettel se benefició de las circunstancias para ganar en Albert Park; en 2017, el alemán tuvo la velocidad, pero requirió de que Max Verstappen le hiciera perder segundos a Hamilton para superarlo tras el ingreso a fosos.