Compartir

Cuando nos preguntamos quién es el mejor piloto de la historia, siempre entra en la discusión el “Chueco de Balcarce”. NUESTRO HISTORIADOR EN JEFE explora las causas de esa unanimidad al considerar a Fangio entre los mejores de la historia por todos los récords dejados, luego de abandonar el deporte en 1958

Mucha gente piensa que Juan Manuel Fangio es el mejor piloto de la historia, y sus títulos, triunfos y porcentajes ciertamente lo justifican. El argentino nació en Balcarce el 24 de junio de 1911, y aunque fue a la escuela a los 13 años la dejó para volverse aprendiz de mecánico. Cumplió su servicio militar y, como Nuvolari, su trabajo fue ser chofer de los altos mandos militares. Al regreso de su servicio abrió un taller mecánico en 1933 y empezó a competir discretamente al año siguiente. Los destellos más memorables de su carrera subsecuente fueron:

Debutó en Turismo carretera en 1938.

Fue su último año con Ford, luego cambió a Chevrolet que ofrecía mejores autos.

Fue Campeón argentino de TC en 1940 y 1941, destacando su victoria en el GP del Norte (Buenos Aires-Lima-La Paz-Buenos Aires) en 1940.

Fangio era un futbolista destacado y recibió ofertas para jugar profesionalmente en Mar del Plata

Reanudó las competencias en 1946. Para 1948 fue apoyado por el gobierno para ser miembro del equipo argentino que se foguearía en Europa, en la Scuderia Achille Varzi (SAV) en honor al gran piloto italiano.

En 1948, en el TC se salió de un camino en Perú y su copiloto resultó muerto en el accidente. Dudó mucho antes de retomar el volante.

En 1949 regresó a Europa, y en los Maserati de la SAV ganó cinco carreras, colocándose entre los mejores del mundo.

Al iniciar la Fórmula Uno en 1950, Alfa Romeo le ofreció un sitio en su escuadra oficial con Farina y Fagioli. Fangio ganó tres de seis GPs disputados y fue subcampeón mundial.

Mejoró su resultado en 1951 al coronarse con otras tres victorias en F1, pero al final del año Alfa Romeo dejó las pistas y el “Chueco” se quedó sin montura.

Para 1952 no corrió hasta medio año en Europa con BRM para después probar con Maserati en Monza. Sin embargo, su vuelo de Irlanda a Italia se canceló, manejó media Europa en una noche y llegó a la carrea de Monza media hora antes del arranque. Chocó en la segunda vuelta por cansancio y se rompió el cuello, por lo que no volvió a correr en el año para recuperarse en Argentina.

En 1953 firmó con Maserati frente a los Ferrari 500 omniganadores, los batió en la carrera final del año en Monza para quedar subcampeón.

Con Farina y Fagioli integró el famoso equipo de las tres F de Alfa Romeo en la F1 en 1950-51

Ese mismo año quedó tercero en su debut en la Targa Florio (Maserati), segundo en la Mille Miglia (Alfa Romeo) y ganó La Carrera Panamericana (Lancia), además de sacar podios en otras carreras importantes con BRM y Gordini.

Para 1954 inició con Maserati, pero se pasó a Mercedes en cuanto éste debutó en F1 en Francia. Ganó de inmediato para coronarse corriendo con autos de ambas marcas.

Lee el artículo completo en tu revista FASTmag de julio. Descárgala gratis en nuestro sitio o adquiérela en Sanborns.