FOTO: Wolfgang Wilhelm/Mercedes AMG F1 Team

La imagen de Lewis Hamilton lamentando los problemas de su W09 Hybrid tiene pinta de convertirse en una de las postales del fin de semana en Alemania.

Era un fin de semana muy positivo para el británico. Hace 48 horas, la sensación era de tranquilidad y quizá alivio, después de que se anunciara su continuidad con Mercedes AMG hasta 2020. La renovación de contrato de Valtteri Bottas también fue una señal del buen ambiente que se vive en la escudería alemana y, en su Gran Premio de casa, estar 100 por ciento concentrados en la lucha contra Ferrari ayudaba.

Pero todo se convirtió en desolación cuando, apenas en la primera fase de la calificación de este sábado, Hamilton tuvo una falla hidráulica en su monoplaza, el cual no le permitió llegar a los fosos de abastecimiento. Después de empujar su coche hacia una zona de escape, la decepción fue absoluta.

https://twitter.com/F1/status/1020676548582518784

“En ese momento estaba pensando en empujar el auto de vuelta al garaje, quizá lo pudimos arreglar – es or eso que no me rendiré. Todo lo que puedo hacer es dejar de lado la energía negativa y ver mañana como otra oportunidad para levantarnos”, dijo.

Y es que la de hoy fue otra de las señales de que las “flechas plateadas” han dejado de dominar contundentemente en la Máxima Categoría, no solo en cuestión de velocidad, sino también en confiabilidad.

En la calificación, una falla en la dirección asistida generó los problemas antes de que el campeón reinante atravesara de forma violenta los lavaderos de la primera curva del circuito de Hockenheim. Estos, por el contrario, fueron consecuencia de dicha falla.

“Por lo que pudimos ver de la información, tuvimos una falla hidráulica mientras Lewis usó los lavaderos de la Curva 1 de manera normal”, explicó Toto Wolff.

“Después, con la dirección fallida tras la pérdida de presión hidráulica, él manejó más ancho y es ahí cuando vimos al auto rebotar dramáticamente en la televisión. Claramente, esta es una debilidad que tenemos bajo las altas cargas que se ven cuando corremos sobre los lavaderos”.

 

Gracias a la penalización de Daniel Ricciardo, Hamilton finalizó en 14º lugar en la sesión de este sábado, en caso de que no haya cambios que le merezcan sanciones; con su rival en la carrera al título, Sebastian Vettel, arrancando en la PP, todo indica que, por la dificultad pronosticada para hacer rebases, el domingo será un día muy largo para el británico, más en un fin de semana en el que, ante la planificación en sus anuncios de los últimos días, no esperaban este contratiempo.