Compartir

En esta época de Mundial de Futbol hemos disfrutado del ambiente deportivo y no pudimos evitar hacernos la pregunta de qué tan distinto es este deporte a nuestro preferido en el automovilismo, la Fórmula Uno. Para lograr un comparativo retomamos las cifras de los costos de los 10 equipos de la parrilla (ver FASTmag de febrero) y los contrastamos con el valor de la plantilla de las selecciones nacionales más caras del mundial publicado por Forbes en su edición de mayo/junio.

De esta forma apreciamos que la brecha entre ambos deportes no está sólo en el número de aficionados, sino que implica presupuestos, inversiones, contratos comerciales y televisivos, que rebasan por mucho la exposición que puede tener la F1.

La selección con mayor presupuesto es Francia que vale 1,621.5 millones de dólares (MD) con una plantilla de 1,200 MD y un ingreso comercial de 421.5 MD, casi igual al presupuesto de Ferrari incluyendo motores. La diferencia es abismal, pues el presupuesto de Ferrari cabe 2.6 veces en la plantilla de la selección gala, y sólo es comparable con la selección de Croacia, que es el noveno equipo mundialista más caro.

En la F1 los gastos de operación son mucho mayores, pues se necesitan cientos –y en ciertos equipos miles– de ingenieros para hacer funcionar dos autos, auxiliares que en el futbol no son tantos ni tan bien pagados, pero sí hay muchos más jugadores que pilotos y esto compensa un poco el costo.

El equipo mexicano de futbol tiene una plantilla de 183.3 MD y los derechos por TV e ingresos comerciales abarcan la mayoría del presupuesto con 220 MD, por lo que si tomamos en cuenta el primer número podría ser el quinto equipo más caro de la F1, pero comercialmente sería el segundo (NdE: Y seguramente mucho más exitoso).

Lee el artículo completo en tu revista FASTmag de julio. Descárgala gratis en nuestro sitio o adquiérela en Sanborns.