Compartir

El presidente de la FIA, Jean Todt, dijo que los autos de Fórmula Uno necesitan ser más simples, más baratos y menos confiables antes de una reunión con los principales fabricantes en París el viernes.

El órgano rector será anfitrión de los principales fabricantes, actuales y posibles (como Audi), para discutir la reglamentación de motores F1 más allá de 2020.

Con opiniones divididas sobre si la F1 debería continuar con turbo-híbridos o volver a motores más simples y ruidosos, las discusiones no serán fáciles.

Aunque teme que no se acepte un cambio a motores V10 o V12, Todt ha indicado que le gustaría ver que se simplifique la tecnología para mejorar el espectáculo de la F1.

Compartir
Artículo anteriorLente Mayo 2017
Artículo siguienteAgenda Racing