Çrabill/Getty Images for NASCAR Media

Brian France, ex presidente y director general de NASCAR, se declaró culpable de conducir intoxicado en Villa Sag Harbor, Nueva York, hace 10 meses.

La mañana del viernes pasado, el fiscal de distrito del condado de Suffolk, Timothy D. Sini, anunció la declaración, cuyos términos obligaron al ex directivo a completar 100 horas de servicio comunitario y someterse a tratamiento de control de consumo de alcohol antes de su fecha de sentencia, programada para el 5 de junio de 2020.

Si cumple con los estatutos, el cargo de culpabilidad se le retirará y solo recibirá un cargo de violación de tránsito (manejar con habilidad disminuida); si no lo hace, recibirá una condena por delitos menores.

“Estoy agradecido por la consideración de la Corte de todos los hechos en este caso y seguiré sus instrucciones y recomendaciones mientras seguimos adelante”, dijo France.

“Si bien cometí un error, este evento también me ha dado la oportunidad de reflexionar sobre mi juicio malo ese día, mi familia y mis responsabilidades mayores con nuestra comunidad. He aprendido lecciones valiosas y seré una persona mejor debido a este proceso”.

France, de 56 años, fue arrestado el 5 de agosto después de no detenerse en una señal de alto y encontrársele en posesión de sustancias controladas. Los oficiales de policía encontraron que su nivel de alcohol en la sangre de Francia era de .18 por ciento (es decir, el doble de lo permitido) y tenía dificultad para hablar.

Aunque fue liberado la mañana siguiente, pasaron pocas horas para que se anunciara que tomaría licencia indefinida de sus funciones en la categoría, mismas que ahora están a cargo de Jim France.