Compartir
FOTO: James Moy/Force India

El área comercial de la Fórmula no descarta cambiar la sede del GP británico, ante la situación que se vive en Silverstone.

El año pasado, los dueños del circuito británico activaron una cláusula de rescisión en el contrato que se firmó a finales de 2009 bajo el mandato de Bernie Ecclestone, ya que pese a la asistencia que ha registrado en los últimos años, les ha generado pérdidas económicas.

Por ello, la edición de 2019 será la última bajo el acuerdo actual, a la espera de que se llegue a un nuevo acuerdo con Liberty Media. Aunque el grupo estadounidense ha expresado su deseo de mantener el evento, también ha reiteró su visión general.

“Somos una entidad de 68 años de edad y la naturaleza de las carreras de Gran Premio es que es dinámica”, comentó Sean Bratches, Director Comercial de la F1, en el boletín previo al GP de Brasil. “Silverstone fue el primer gran premio, pero no hemos corrido en Silverstone en esos 68 años. La carrera se ha celebrado en Brands Hatch y otros lugares”.

“Nada es inmutable en este deporte en términos de dónde corremos. Valoramos altamente ciertas carreras y hacemos lo que podemos para preservar las carreras ahí, pero somos un negocio. Somos una compañía pública y tenemos muchas partes interesadas y accionistas, y estamos tratando de casarnos con lo mejor para los fanáticos con un negocio exitoso”.

FOTO: Charles Coates/Getty Images for Red Bull Content Pool

Liberty destacó su intención de mantener un balance entre los autódromos históricos, como el mismo Silverstone, Spa-Francorchamps y Monza, junto con los circuitos temporales, como los casos de Melbourne, Montreal y la Ciudad de México, y las instalaciones construidas específicamente para recibir al Gran Circo, como Shanghai, Austin, Texas y Bahrein.

Sobre las competencias en las calles, se han buscado mercados alternativos como Miami y Vietnam, cuya entrada al calendario de 2020 se formalizó este miércoles, ya que se apegan a su objetivo de llevar eventos a sitios con más cercanía a la gente y donde se pueda dejar un impacto económico significativo.

“Probablemente sea uno de los tres deportes mundiales: los Juegos Olímpicos, la Copa del Mundo y la Fórmula 1. Los Juegos Olímpicos y la Copa del Mundo se celebran una vez cada cuatro años en un país específico”, indicó Bratches.

“Tenemos lugar todos los años en 21 países de los cinco continentes. Por lo tanto, estamos en una posición única para iluminar los respectivos municipios, países, ciudades en las que competimos”.

Silverstone ha albergado el GP británico ininterrumpidamente desde 1987, luego de alternar sede con Brands Hatch por más de dos décadas. El país nunca ha quedado fuera del Mundial, aunque desde el año pasado se ha tratado de organizar una competencia en las calles de Londres.