Compartir
FOTO: Sauber F1 Team

El Gran Premio de España se considera como la primera gran oportunidad para que los equipos presenten avances en sus respectivos monoplazas.

Al recorrer el paddock horas antes de que inicie la actividad de la quinta fecha de la Fórmula 1, es evidente que los participantes han llevado todo tipo de novedades, desde las más comunes, como los fondos planos de cada chassis, hasta los más minuciosos, como los que tienen que ver con la aerodinámica.

McLaren, que en principio cumplió con la promesa de presentar una gran cantidad de elementos nuevos, presenta aspectos radicales, entre los que se destaca un alerón delantero, aunque aún no saben qué tanto ayudarán para pelear para ingresar al Top 10 en calificaciones.

“Visualmente, el auto se ve diferente en términos de las áreas frontales y del bargeboard (placas verticales que se encuentran delante de los pontones laterales)”, explicó Stoffel Vandoorne en su aparición ante la prensa este jueves.

“Pero lo que cuenta para nosotros es cómo se comportará el auto y cómo rendirá en pista, así que lo veremos mañana”.

Será la primera de una serie de competencias en las que el belga, junto con Fernando Alonso, lleve mejoras a su MCL33; a pesar de haber sumado unidades en los primeros cuatro compromisos del calendario, el español reconoce que el rendimiento en cuanto a velocidad no ha sido el deseado, aunque sus predicciones sobre qué tanto es el déficit ante otras escuderías varían, dependiendo del circuito en cuestión.

“Creo que es difícil decirlo, y para ser preciso en qué tan detrás estamos, pero si tú tomas las primeras cuatro calificaciones del año hasta ahora, en los tiempos de la Q2, fuimos eliminados en las cuatro carreras”, explicó Alonso en la conferencia de prensa de la FIA.

“Estuvimos 1.8-2 segundos detrás. Esa es mi estimación. No sé qué tanto apretarán en la Q2, así que tal vez es un poco más o un poco menos, depende del circuito. Hemos estado en circuitos sensibles a la potencia en las primeras cuatro carreras; pienso que aquí y Mónaco veremos un panorama diferente de equipos diferentes”.

“Todavía es un largo camino por recorrer para nosotros, pero al mismo tiempo llegamos aquí el año pasado con cero puntos. Hoy somos sextos en el Campeonato Mundial (de Pilotos) y cuartos en el Campeonato de Constructores, así que ha sido un inicio muy bueno. Hay que mantener el impulso”.

Red Bull también es otro de los participantes en llevar actualizaciones radicales, a primera vista, en los bargeboards.

En tanto, Ferrari será la primera escudería en tomar ventaja del cambio técnico anunciado el mes pasado, en el que se permite el montaje de los espejos laterales en el “halo”, además de implementar un par de pequeñas aletas en el mismo dispositivo, con el que pueden manejar el flujo de aire que se dirige a la parte trasera del monoplaza.

Sin duda, las 10 escuderías reconocen la importancia de este Gran Premio, aunque será desde este viernes cuando se sepa una condición más específica sobre el rendimiento de cada una.