Compartir
FOTO: Bob Leverone/Getty Images for NASCAR

Los promotores del autódromo de Charlotte presentaron formalmente la competencia que se llevará a cabo en su circuito mixto, y que será una de las sedes de la fase de postemporada del campeonato de la NASCAR Cup.

Las instalaciones ubicadas en la ciudad de Carolina del Norte se convertirán en sede de la carrera más larga en pistas no ovales en la historia de la serie, al tener una distancia de 400 kilómetros; el evento, llamado “ROVAL 400”, está agendado para el 30 de septiembre, y será además la primera de las carreras de eliminación en los playoffs, ya que al ser la tercera de esta instancia, de los 16 aspirantes al título solo quedarán 12.

El circuito, que se conforma de 17 curvas y 3.67 kilómetros y combina parte del óvalo con la zona interna, también albergará una carrera de la Xfinity Series un día antes, en un evento pactado a 200 kilómetros.

“Después de una cantidad de sesiones de pruebas en preparación para esta carrera de playoff tan anticipada en Charlotte, sentimos que esta distancia de carrera tenía el mayor sentido”, indicó Steve O’Donnell, Vicepresidente Ejecutivo de la categoría.

“Al final, creemos que la longitud de la carrera logrará la meta principal, la cual es exhibir la mejor carrera para nuestros aficionados apasionados”.

Después de celebrar múltiples pruebas en los últimos meses, la preocupación principal de los pilotos y equipos era la distancia total de carrera, ya que al cronometrar vueltas de más de 90 segundos, esta carrera podía convertirse en un maratón que pondría a prueba a los pilotos; por ello, se modificaron algunas secciones del trazado, quitando una curva y 200 metros de extensión.

Además, el otro motivo por el cual no se usará el óvalo completo, como era una costumbre en el calendario, es para añadir espectáculo a la definición por la corona, ya que la dinámica de las competencias en este tipo de pistas (óvalos de 1.5 millas) se ha criticado en tiempo reciente por su falta de rebases, al grado de que para la “Carrera de las Estrellas” de mayo pasado se adoptó un paquete aerodinámico que incluyó placas restrictoras, lo que mantuvo al grupo de autos unido.

Los días 10 y 17 de julio, los pilotos de la categoría principal harán pruebas en el circuito con acceso al público.