FOTO: Racing Point F1 Team

Uralkali logró que la disputa legal en contra de los administradores que manejaron la administración de Force India vaya a juicio poco antes del final de 2020.

Hace un año, la compañía de Dmitry Mazepin se postuló para adquirir los activos de la escudería británica cuando se declaró en quiebra.

Uralkali afirma haber hecho una oferta sustancialmente más alta que el consorcio liderado por Lawrence Stroll, que eventualmente fue elegido por FRP Advisory LLP, la empresa que manejó el cambio de propietario. Por ello, inició la acción contra Geoff Rowley y Jason Baker, de FRP, en septiembre pasado.

El calendario de un juicio se acordó ayer miércoles, en una conferencia de administración de casos en una corte londinense, lo cual es un paso de procedimiento temprano.

“Durante esta audiencia, el tribunal examinó los problemas de gestión de casos y estableció el calendario para nuevos pasos hasta el juicio, que estaba programado para realizarse entre octubre y diciembre de 2020”, indica un comunicado de la empresa rusa emitido este jueves.

“Antes del juicio, las partes en el procedimiento deberán revelar cierta correspondencia y otros documentos relacionados con el proceso de licitación, e intercambiarán testimonios de testigos en abril de 2020”.

“A principios de diciembre de 2018, dos tribunales de distrito de Estados Unidos decidieron obligar a los miembros del consorcio Racing Point residentes (En EUA) a proporcionar documentos y testimonios, lo que puede ayudar a respaldar la reclamación de Uralkali en el Tribunal Superior de Londres”.

Mientras Uralkali afirma haber recibido respuestas “inadecuadas” y “falta de transparencia” en su contra durante el proceso, FRP sostiene en que no hizo acciones incorrectas, rechazando los daños sustanciales por “trato perjudicial e inequitativo” que argumenta la firma de fertilizantes.

“Cumplimos con nuestros deberes legales como administradores durante todo este proceso y, en última instancia, obtuvimos un resultado muy exitoso para todos los interesados”, indicó en una declaración emitida a Autosport. “Seguimos confiando plenamente en que esta acción legal sin fundamento será desestimada”.

Nikita Mazepin, hijo de Dmitry, fue piloto de pruebas de Force India de 2016 a 2018, y este año se unió a Mercedes para completar un programa de entrenamientos privados, en paralelo con su calendario en la Fórmula 2.