Compartir

La victoria en Texas que aseguró el lugar de Harvick dentro de los cuatro contendientes para el título en Homestead este fin desama fue su segunda en toda la temporada. Él cree que “la presión realmente se siente” para Martin Truex Jr. y Kyle Busch, quienes han ganado siete y cinco carreras respectivamente en esta temporada.

“Es muy divertido venir desde atrás y jugar a alcanzarlos” continuó. “Jugar a ser el caballo negro es mucho más fácil que ser quien todos esperan que llegará cada carrera a arrasar con todos. Nosotros esperamos ganar” El equipo Stewart-Haas de Harvick cambió de motores Chevrolet a Ford antes de la temporada 2017.

Siente que el desempeño del equipo camino a Homestead es “por mucho, el mejor que tenemos” en la temporada. “Es el momento correcto del año para estar al tope” Pero también cree que el cambio de fabricantes hace que llegar a ser contendiente al campeonato es un logro por si mismo. “Estamos real, realmente felices con dónde estamos, puramente porque, como compaóa, sabemos todo lo que tuvimos que pasar” dijo Harvick. “Estamos usando dinero ‘de la casa’ en este punto, así que iremos, haremos lo mejor posible y veremos qué pasa”

“Estos tipos no van a perder la cabeza y darse por vencidos” dijo Harvick, refiriéndose a sus rivales “Tres de nosotros hemos ganado campeonatos, y Martin ha ganado muchas carreras este año… ninguno de los protagonistas puede darse el lujo de subestimar la presión bajo la que se encuentran”.