FOTO: McLaren F1

Fernando Alonso está a unas horas del que, hasta hoy, será el último Gran Premio de Fórmula 1 en su trayectoria.

El originario de Oviedo ha recibido todo tipo de homenajes durante esta semana en el mundo del automovilismo; hoy sábado, el paddock de Abu Dabi se vistió de gala para una barbacoa en la que se compartieron elogios y reconocimientos.

A un lado quedaron las dudas y comentarios negativos que, para muchos, perjudicaron su paso por el Gran Circo, para dar paso a los aplausos para el español, quien se convirtió en referente de la categoría, y del deporte de su país natal, durante los últimos 17 años.

“Es un privilegio haber compartido tantos momentos con toda esta gente, con los mejores pilotos, los mejores ingenieros, los mejores mecánicos, de alguna manera todo lo mejor está en la Fórmula 1″, expresó.

“Siempre llevaré a la Fórmula 1 en mi corazón, aunque me vaya a otras disciplinas, siempre estaré por aquí, me enamoré del motor y de esta competición desde que era niño y siempre le estaré agradecido”.

La mayoría de las personalidades con las que Alonso se relacionó desde que llegó a la Categoría Máxima, coequiperos, rivales, dueños y directivos, enviaron mensajes, compartiendo felicitaciones y momentos anecdóticos, a la vez que Liberty Media elaboró un video con testimonios de la misma índole. El mismo Chase Carey estuvo presente.

Este domingo, McLaren le hará una guardia de honor cuando vaya de la zona de fosos hacia la pista para su arranque No. 312, en las que totalizó 32 victorias, 22 PP y 97 podios, junto con sus títulos mundiales en 2005 y 2006 con Renault.

El año próximo completará la Super Temporada 2018-19 del WEC y se inscribirá a las “500 Millas de Indianápolis” de la IndyCar. Pero antes, enfrentará el GP de Abu Dabi con la misma dedicación que el día de su debut, el 4 de marzo de 2001, en Australia con Minardi.

“Intentaré disfrutarlo y dar lo mejor”.